Despliega el menú
Huesca

huesca

Un fallo informático retrasa el sorteo para la preselección del jurado del caso Naiara

La Audiencia de Huesca elegirá a 36 candidatos y candidatas que quedarán reducidos a 11 antes del inicio del juicio (9 titulares y dos suplentes). 

Los abogados Luis Marín (acusación particular), José Luis Vivas (defensa) y María Gabasa (defensa) habían acudido este jueves al sorteo de la preselección del jurado.
Los abogados Luis Marín (acusación particular), José Luis Vivas (defensa) y María Gabasa (defensa) habían acudido este jueves al sorteo de la preselección del jurado.
Rafael Gobantes

Un fallo informático ha impedido realizar este jueves, a la hora prevista, el sorteo de los 36 candidatos a formar parte del jurado popular que entre el próximo 25 de mayo y 2 de junio juzgará a Iván Pardo por el presunto asesinato de su sobrina, Naiara Briones, la niña de 8 años de Sabiñánigo a la que sometió durante horas a brutales torturas porque no se sabía la lección. Un ligero contratiempo de forma que la Audiencia Provincial de Huesca confía en resolver a lo largo del día o mañana, viernes, como tarde. 

El tribunal había citado a las partes a las 10.30 para realizar el sorteo de los candidatos a jurados de la lista que ya se confeccionó en su día para poder cubrir posibles juicios de este tipo para los años 2019 y 2020. Al acto habían acudido por parte de las acusaciones particulares el letrado Luis Marín (en representación de la madre de Naiara, Mariela Benítez) y un procurador en nombre de Marcos García Montes (en representación del padre de la niña, Adolfo Briones). Mientras, por las defensas estaban los abogados José Luis Vivas (en representación del principal acusado, Iván Pardo, y de su hermano y padrastro de la niña, Carlos Pardo) y María Gabasa (en nombre de la abuelastra de la niña, Nieves Pena).

Sin embargo, el sorteo no se ha llegado a celebrar por un problema informático, según han explicado las partes. No obstante, la secretaría de la Audiencia les ha comunicado que lo intentaría realizar a última hora de la mañana o el viernes. Una vez hecha esta preselección, se enviarán las correspondientes notificaciones a los 36 elegidos, que tendrán un plazo de cinco días para presentar excusas. 

El día 25 de mayo serán citados previamente al inicio del juicio para realizar ya la selección definitiva de las 11 personas (9 titulares y 2 suplentes) que ejercerán las funciones de tribunal popular. Las partes podrán presentar hasta cuatro recusaciones cada una.  

El fiscal pide prisión permanente revisable para Iván Pardo por el delito de asesinato agravado. Mientras, su madre, Nieves Pena, y su hermano y padrastro de la menor, Carlos Pardo, serán juzgados por un presunto delito de violencia física y psíquica habitual en el ámbito familiar.

El juicio arrancará el primer día con el interrogatorio de Iván Pardo. En la segunda jornada declararán Nieves Pena y Carlos Pardo y a partir de ellos lo harán los testigos. Los primeros serán las dos menores, primas de Naiara, que convivían con la víctima y los acusados. En total se ha citado a 32 personas. La lista incluye a vecinos, profesores de la niña, los padres biológicos de Naiara (Mariela Benítez y Manuel Briones), agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional o un trabajador del servicio de urgencias del 061.

La cuarta y quinta jornada se ha reservado para los peritos. En total, se escucharán 15 informes de expertos. La Audiencia ha reservado los días 1 y 2 por si se prolongan las declaraciones y para las calificaciones finales de las partes. Posteriormente comenzará el turno de la deliberación del jurado, que dará a conocer el veredicto. En caso de condena, el tribunal impondrá la pena que considere adecuada. 

El asesino confeso dice estar "arrepentido"

La letrada del presunto autor del asesinato, María Gabás, ha afirmado que su cliente mantiene su posición acerca de su responsabilidad única en los hechos y que su estrategia de defensa se centrará en las posibles eximentes o atenuantes derivadas de la enfermedad neuronal que padecía y del estrés al que estaba sometido en los días previos al crimen.

Ha asegurado que Iván Pardo, tras su paso por cuatro prisiones, se encuentra actualmente en el centro penitenciario de Daroca (Zaragoza), "tranquilo y consciente de lo que tiene por delante a partir de ahora" y que no está aislado. La abogada ha comentado, además, que su cliente está "arrepentido" de todo lo ocurrido, unos hechos que "asume, como declaró ya desde el primer día".

Mientras, la madre de Naiara desea poner fin al largo proceso al que se enfrenta y que el presunto asesino "no salga ya de prisión", como ha asegurado su abogado, Luis Marín, quien ha añadido que Mariela Benítez se encuentra, casi tres años después, "ligeramente mejor" a pesar, ha subrayado, de que "de la pérdida de un hijo es imposible recuperarse". 

Ha añadido que la acusación dirigida por la fiscalía y la acusación particular en nombre del padre biológico de Naiara contra el marido de la madre, padrastro de la niña y de otras dos hijas del matrimonio, le ha afectado "mucho". En opinión de este letrado, el padrastro, para quien ambas acusaciones solicitan, junto a la abuelastra de la niña, penas de 3 años de prisión por presuntos delitos de maltrato habitual físico y psíquico, carece de responsabilidad alguna en los hechos.

Tras destacar que la instructora no apartó en ningún momento al padrastro de sus dos hijas a pesar de las acusaciones, ha comentado que esta persona había comenzado a gestionar la adopción de Naiara y tenía la confianza de su mujer, que trabajaba toda la semana fuera de Sabiñánigo, para el cuidado de sus hijas.

Por su parte, el abogado del padrastro y de la abuelastra de la niña, José Luis Vivas, se ha mostrado convencido de la inocencia de sus clientes y ha recordado que Iván Pardo se confesó como único responsable de los hechos que, ha añadido, "se circunscriben a ese día entre el 6 y el 7 de julio de 2017 y no a un trayecto anterior de 7 o 10 días, como se pretende desde las acusaciones".

Ha asegurado que sus dos representados, acusados de "forma infundada" según ha resaltado, se encuentran "muy afectados después de tres años de un proceso que les ha supuesto un gran desgaste personal y social y el estigma que implica todo esto".

Etiquetas
Comentarios