Despliega el menú
Huesca

huesca

Muralla, colegio, convento, cuartel, banco, juzgados... y ahora flamante sede de la Comarca de la Hoya de Huesca

La institución se acaba de mudar al edificio de los antiguos Juzgados del Coso tras invertir 1,2 millones de euros en una compleja rehabilitación.

"Le hemos puesto muy ilusión y ganas y creo que para la ciudad de Huesca es bueno que esté la Comarca en pleno Coso dándole vida". Así ha valorado este martes Jesús Alfaro, presidente de la Comarca de la Hoya de Huesca, el resultado de la compleja rehabilitación que ha permitido convertir los antiguos Juzgados en la nueva sede de la institución tras una inversión de casi 1,2 millones de euros, un 10% más que el precio de adjudicación. Y es que han salido a la luz los restos de uno de los torreones de la muralla y se ha recuperado un pozo del antiguo claustro de los jesuitas.

Alfaro ha ejercido de anfitrión en la primera visita al nuevo edificio de cuatro plantas con 1.800 metros cuadrados al que se han trasladado ya los 55 empleados de la Comarca, que antes ocupaba la anterior sede de Bantierra por un alquiler anual de 120.000 euros. A ello tenía que sumar otros 14.000 por las aulas externas que arrendaba para el taller de empleo y que también se ahorrarán ahora con un nuevo espacio de formación habilitado.

El presidente comarcal ha destacado que esta nueva sede es un ejemplo de la "colaboración institucional" a cuatro bandas ya que el Gobierno de Aragón, como propietario de los antiguos Juzgados, cedió en su día el inmueble al Ayuntamiento, el cual a su vez renunció a favor de la Comarca de la Hoya, que tiene una concesión por 30 años. Además, la DPH otorgó una subvención de 200.000 euros para las obras.

La rehabilitación ha sido dirigida por los arquitectos Belén Gómez y Luis Franco, con la colaboración de Carlos López. La primera ha recordado que la actual sede tiene una larga historia porque ha sido muralla medieval, colegio-convento de los Jesuitas, cuartel, Banco de España y Juzgados "y trabajar en edificios que van cambiando tanto de vida y de usos es difícil". Con todo, recalcó que se actuado con el "máximo mimo y rigor" intentando conjugar el respeto al inmueble con la adaptación a las normativas actuales, primando la accesibilidad y la eficiencia energética. "Esperamos que tanto para los trabajadores como para las personas que lo visiten, sea un edificio amable, alegre, vivo y confortable".

En respuesta a las críticas de la Asociación en Defensa del Patrimonio por la sustitución del portón de madera de los viejos Juzgados por la actual entrada acristalada, Alfaro anunció que será restaurado y colocado como elemento decorativo interior. Además, el taller de empleo diseñará un jardín vertical para reducir el impacto visual de las escaleras de emergencia del patio exterior.

Etiquetas
Comentarios