Despliega el menú
Huesca

El Museo de Lérida confia en recuperar las obras de Sijena

El director del centro dice que se trató los bienes como "un botín" y el abogado Jorge Español le replica.

Una de las piezas del Monasterio de Sijena.
Una de las piezas del Monasterio de Sijena.

El director del Museo de Lérida, Josep Giralt, confía en que el Tribunal Supremo les dé la razón y puedan recuperar las 44 piezas que el Gobierno de Aragón trasladó a Sijena, coincidiendo con la aplicación del artículo 155. "Esperamos ganar en el Supremo y recuperar las piezas", dijo ayer en la comisión de investigación sobre el 155 en el Parlament de Cataluña.

Giralt lamentó que el entonces ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, "incumplió" las prerrogativas de Cataluña, tanto la Ley de Patrimonio como el propio Estatuto, y criticó la "indefensión y el escarnio público" vivido el 11 de diciembre de 2017, cuando se produjo el traslado. "Lloré mucho", dijo. A su juicio, los bienes fueron tratados como "un botín".

"No le deseo aquella situación a ninguna institución. Había indefensión procesal y voluntad de escarnio público. Seguro que no había neutralidad", añadió. En su opinión, "no necesitábamos 84 agentes de Guardia Civil ni que fueran cargados con metralletas, pistolas y porras. Nos lo podíamos ahorrar". Consideró que en pleno siglo XXI la gestión compartida de una colección es una opción extendida, pero insistió en que la actuación fue «claramente inconstitucional».

Giralt tuvo su réplica horas después de realizar estas declaraciones. El abogado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, Jorge Español, le contestó diciendo que el único "botín de guerra" relacionado con los bienes del monasterio de Sijena fue el "expolio" de sus valiosas pinturas murales y su traslado por parte del funcionario de la Generalitat José Gudiol, en el verano de 1936, ya que aprovechando que las monjas habían huído del monasterio por la Guerra y estaba ocupado por fuerzas militares venidas de Cataluña, "entró ilegalmente en la provincia de Huesca y se llevó los frescos".

Una situación que contrasta, añadió, "con la generosa y desinteresada acción de los ‘Monument Men’ del ejército de los EE.UU. en la II Guerra Mundial, que devolvieron y les restauraron totalmente gratis a sus dueños las obras de arte que les habían robado los nazis".

En opinión del representante legal del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, no se puede equiparar el cumplimiento forzoso "de una impecable orden judicial" necesitada del auxilio de la fuerza pública por la desobediencia del consejero de Cultura de la Generalitat, "al de un delito de agresión militar contra una población indefensa". Decir esto, es para él "un acto de manipulación vergonzosa". Cuando no se atendió el requerimiento de la jueza, recordó, se desobedecía al Tribunal de Conflictos Jurisdiccionales y al mismo Tribunal Constitucional, que ya le habían dicho que la decisión sobre las piezas era del Juzgado nº 1 de Huesca.

Etiquetas
Comentarios