Despliega el menú
Huesca

la sociedad de la información  

Municipios del plan ConectAragón denuncian que el acceso a internet es "como hace 10 o 15 años"

Los 77 pueblos de la provincia de Huesca donde no se desplegó la fibra óptica se quejan de deficiencias. 
"Hay gente que no quiere venir a trabajar aquí por la mala conexión", afirma el alcalde de Canfranc.

Imagen de archivo de ordenadores.
La banda ancha garantiza una velocidad de 30 megas.

"Las conexiones a internet son malísimas. Se han gastado mucho dinero público y estamos igual que hace 10 o 15 años. Hay gente que quería trabajar aquí, pero como no puede hacerlo en condiciones no vendrá". Esta denuncia del alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, es compartida por otros municipios de Huesca donde el plan ConectAragón de extensión de la banda ancha, con velocidades de 30 megabits, se ha ejecutado solo sobre el papel.

Los trabajos de despliegue en 348 núcleos de todo Aragón finalizaron en 2019, cuatro años después de anunciar el gobierno de Luisa Fernanda Rudi, en vísperas de elecciones, una inversión de 36,4 millones de euros para llegar a casi 100.000 aragoneses que disponían de insuficiente cobertura en las denominadas zonas blancas. Aunque para la mayoría el plan ha supuesto un antes y un después en cuanto a la velocidad de acceso a internet, no ha resuelto el problema allí donde no se ha extendido la fibra óptica y se ha optado por la tecnología VDSL.

En el caso del Alto Aragón se da la circunstancia de que pueblos de poco más de 20 habitantes ya disfrutan de banda ancha, gracias al plan de la Diputación, mientras otros de más de 500 vecinos incluidos en el proyecto autonómico tienen graves problemas de conectividad.

El plan fue recibido con satisfacción, "porque nos iba a llevar la fibra a los pueblos", explica el alcalde de Canfranc, "pero debido a cuestiones técnicas que desconozco, lo cierto es que no hay buena conexión". Este municipio tiene la cara y la cruz: en Canfranc Pueblo se desplegó la fibra y en Canfranc Estación, no. Aquí Telefónica instaló un equipo en el polideportivo, hace uno o dos años, pero no tendió el cable a los usuarios, y el servicio en esta localidad turística, afirma su alcalde, deja mucho que desear. Según él, por las conversaciones con colegas, son "bastantes" los pueblos en la misma situación.

En la provincia de Huesca, el plan benefició a 127 localidades. En 50 se extendió la fibra, pero en los 77 donde se optó por el VDSL, por sus condiciones y cuestiones de rentabilidad, han surgido problemas. La lista incluye a pueblos pequeños como Nerín (17 habitantes) pero otros rondan los 400 o 500: Canfranc (457), Ontiñena (533), Robres (541), Castejón de Monegros (531), Pomar de Cinca (435) o Vencillón (399).

Según expertos consultados, las deficiencias no obedecen a una mala ejecución sino a las condiciones del contrato del ConectAragón, que solo obligaba al adjudicatario, Telefónica, a llevar la tecnología hasta los pueblos y las escuelas pero no a hacer la distribución a los vecinos. Este y otros operadores de telecomunicaciones podían conectarse a esas instalaciones, sin embargo, no en todos los casos han estado interesados en extender la red a los particulares por la escasa rentabilidad. Algunos ayuntamientos han pedido presupuesto, pero dicen que el coste, entre 20.000 y 50.000 €, es inasumible.

Sí al colegio, no a las empresas

"Nos creíamos unos privilegiados por entrar en ese plan, pero luego no ha sido así", declara el alcalde de Frula, Joaquín Monesma. "Tenemos tres cajones para que conecten tres operadoras, y a ninguna le interesa. Sí, la fibra llega al colegio, pero si la quieren las empresas les cuesta 400 euros al mes. Generamos unas expectativas a los vecinos que no se han cumplido. Ahora estamos mirando de solucionarlo". Ayuntamientos con más recursos han pagado la mejora, como Monzón, en los núcleos de Conchel y Selgua, a través de repetidores.

La Diputación, por su parte, está invirtiendo en los pueblos que dejo sin cubrir el ConectAragón, con un plan para llegar a los de más de 20 habitantes considerados zonas blancas (sin cobertura de 30 megas), pero no puede actuar en los 77 mencionados, pese a contar con más población, porque sobre el papel ya no tienen esa consideración.

Aunque según la DGA no hay quejas oficiales, los ayuntamientos consultados aseguran que han expresado su malestar. "Hemos trasladado multitud de quejas, con la anterior consejería y con la nueva, y conocen perfectamente los problemas", afirma Fernando Sánchez. También se los han hecho llegar a la Diputación, que a su vez ha expresado esta preocupación en sus encuentros con la consejería de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento. 

"No interesamos a las operadoras"

Las telecomunicaciones son especialmente un calvario en Castejón de Monegros. Basten como ejemplo los 17 días del mes de agosto que estuvieron sin teléfono fijo, ni móvil ni internet, cuando en esta localidad de poco más de 500 habitantes había en esas fechas, 1.200. Su alcaldesa, Ana María Puey, desconoce si tiene relación directa con el despliegue de ConectAragón. Castejón está en la listas de esas 77 localidades con deficiencias. "Solo sé que vinieron a montar unos equipos, unos armarios, donde debían conectarse las operadoras, pero aquí no ha aparecido ninguna. Somos pocos y no les interesamos económicamente". La fibra óptica llegó hasta el colegio. "Es el único lugar donde hay buena velocidad. En el resto del pueblo, ni existe ni se la espera", añade.

Ha sido una sociedad privada, Montes Blancos, de la que forman parte casi todos los vecinos, la que se está planteando poner el dinero necesario para entrar en el siglo XXI, "porque lo que hay ahora es tercermundista". "Pagamos como en una ciudad pero no tenemos los mismos servicios", lamenta Ana María Puey.

Estudio para evaluar el servicio

El objetivo del ConectAragón, a través de distintas actuaciones de las administraciones local, autonómica y estatal, era alcanzar el 99,8% de la población en 2021, con una inversión pública de 36 millones de euros. Según los datos de la DGA, se ha dotado de banda ancha de 50 megas a 340 centros educativos, incluyendo 222 colegios rurales agrupados. Además, en 2019 finalizaron los trabajos asociados a la fase de despliegue en 348 núcleos de toda la Comunidad, de los cuales 205 ya utilizan fibra óptica como tecnología portadora hasta la localidad y, de estos, 88 para el acceso de los ciudadanos.

Sobre la infraestructura de ConectAragón llega internet a más de 10.000 hogares y empresas y se han puesto en marcha actuaciones para difundir el servicio. Los ayuntamientos tienen un correo a su disposición (bandaancha@aragon.es) para trasladar sus consultas y se ha iniciado un estudio de impacto para evaluar la calidad del servicio. También se quiere dar visibilidad al número de teléfono 976 439 439 para la contratación del servicio en núcleos donde se usa la tecnología VDSL. 

Etiquetas
Comentarios