Huesca
Suscríbete

huesca

Huesca retoma la idea de crear un consorcio del agua que incluirá 48 poblaciones

Es necesario un sistema de cooperación para el reparto equitativo de los costes de mantenimiento y de las mejoras necesarias en la red.

El embalse de Vadiello, principal fuente de suministro de la ciudad.
El embalse de Vadiello, principal fuente de suministro de la ciudad.
Rafael Gobantes

El Ayuntamiento de Huesca, que hace 17 años que intenta ordenar la gestión de la red de agua potable, parece decidido a solucionar de una vez por todas el problema que supone que de un único sistema de abastecimiento dependan 17 municipios con 48 poblaciones, incluida la capital de la provincia.

A este conglomerado hay que sumar la implicación de 10 estructuras administrativas diferentes a la hora de coordinar los recursos hídricos y las infraestructuras, por un lado, y las inversiones para el mantenimiento del conjunto de las instalaciones, que solo en tuberías de distribución en alta (sin tratar) alcanza los 133 kilómetros.

Hace algo más de un año se presentó el estudio encargado por el Ayuntamiento de Huesca para conocer el estado del sistema de abastecimiento, poner en orden su gestión y decidir las mejoras necesarias. Ahora, los servicios jurídicos de la Diputación Provincial están ultimando el informe que determinará cuál es la mejor fórmula para administrar el reparto de caudales, el precio del agua y la financiación de las obras que deben acometerse.

Todo apunta a que la fórmula de cooperación elegida será el consorcio, donde pueden participar entidades locales de distinto orden. Si fuera una mancomunidad, esta solo podría estar formada por ayuntamientos.

Apiés, el cuartel y Amazon

La opción elegida podría ser similar a la del Consorcio de la Agrupación Nº 1 Huesca para la recogida de basuras. Esta entidad, integrada por las comarcas del Alto Gállego, la Jacetania y la Hoya de Huesca y el Ayuntamiento de Huesca, creó la empresa pública Grhusa.

La propia consultora que realizó en 2018 el diagnóstico de la situación del abastecimiento de agua en Huesca recomendó la "inmediata actualización y regularización" de la concesión de caudales para ordenar los aprovechamientos y regularizar las situaciones de precariedad. También para comprobar los usos, como el Ayuntamiento oscense ha hecho recientemente en Apiés, después de detectar que el consumo aquí es de 2.178 litros por habitante y día, 10 veces superior al de la media en España.

Control del consumo

La regulación de los aportes, que se reciben principalmente desde el embalse de Vadiello (en el río Guatizalema) y el control de los consumos es una de las cuestiones que el Ayuntamiento de Huesca, aparte de la creación del consorcio, debe abordar ante la próxima llegada del cuartel general de la División Castillejos a las instalaciones del Sancho Ramírez. Aquí trabajarán 700 militares, y además hay que contar con sus familias y con las unidades que pasen por Huesca.

Asimismo, será preciso tener en cuenta la demanda del centro de datos que Amazon construirá en la Plataforma Logística Plhus y que necesitará agua para usos sanitarios y para enfriar las salas de datos durante los períodos más calurosos del verano.

Alerre, Chimillas y Banastás

Los municipios que sí han creado una mancomunidad para el abastecimiento de agua son los de Alerre, Chimillas y Banastás, en la proximidades de la capital. A través de esta entidad conseguirán una concesión e impulsarán la construcción de una tubería desde la red de Huesca que suministre a los tres municipios y solucione, de forma definitiva, el problema de no poder beber agua de grifo debido a la contaminación por nitratos de los manantiales de los que se nutren para otros usos.

La Diputación Provincial ha redactado el proyecto de esta obra, cuyo coste se estima que rondará los 500.000 euros. Se está pendiente de la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y dicha mancomunidad para que la Confederación Hidrográfica del Ebro otorgue a esta la concesión del caudal. Será de forma temporal, hasta que se cree el nuevo consorcio. Tras la firma del acuerdo, comenzarán los trámites para las expropiaciones del terreno y la búsqueda de financiación.

El proyecto contempla una red de distribución que se conectará al depósito del Ayuntamiento de Huesca en Lomas de Cillas (construido en 2005 por la sequía). Además de a Alerre, Chimillas y Banastás, la tubería también llevará agua al centro de Atades, que se abastece de un manantial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión