Despliega el menú
Huesca

comarca de los monegros

Grañén anula un acuerdo que avaló la contratación de un concejal como trabajador municipal

El PSOE denuncia que es ilegal que un edil sea además empleado del Ayuntamiento, y el afectado ha acabado dimitiendo.

Carlos Sampériz, alcalde de Grañén.
Carlos Sampériz, alcalde de Grañén.
Patricia Puértolas

¿Puede un concejal ser empleado municipal? El dilema ha motivado una polémica en Grañén, donde el Ayuntamiento, después de avalar en un pleno la compatibilidad de un edil para ser monitor en un taller de empleo municipal, ha dado marcha atrás a la medida. El alcalde, Carlos Sampériz, ha justificado la anulación del primer acuerdo mientras se solicitan informes jurídicos, pero el caso es que el concejal ha acabado dimitiendo para mantener el puesto de trabajo. 

El asunto lo ha dado a conocer el grupo del PSOE en el Ayuntamiento, que celebró el paso atrás del alcalde del PP pero denunció que, pese a dos informes en contra y a estar tipificado en la ley, había aprobado la compatibilidad de un concejal del equipo de gobierno con su puesto en el taller de empleo municipal.

El pasado lunes, se convocó un pleno extraordinario y urgente, con dos horas de antelación, para suspender un punto del orden del día aprobado en el celebrado el jueves anterior. Según la portavoz socialista, María Pilar Machín, en esta sesión se dio luz verde a "algo ilegal: que un concejal sea, además, trabajador del ayuntamiento". En esta corporación el PP tiene mayoría absoluta, seis de nueve concejales.

En el pleno del 13 de febrero, explica, con el voto en contra de las dos representantes del PSOE, se aprobó la compatibilidad de un miembro del equipo de gobierno con el cargo de monitor. "El alcalde sabía que era incompatible según la ley y contaba con dos informes en contra: de la secretaría del Ayuntamiento y de la Diputación Provincial de Huesca. Ambos habían sido solicitados por él, y no los tuvo en cuenta en cuenta ”.

Según Machín, el artículo 178.2b de la Ley de Régimen Electoral General establece que el personal en activo de un ayuntamiento, o de las entidades y establecimientos dependientes de él, no pueden ser a su vez concejales de dicho consistorio. “Por fin el alcalde se ha dado cuenta del error que cometió, nos alegramos de que de un paso atrás en su decisión”, ha declarado.

Así mismo, la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Grañén explica que “en el informe que pidió el primer edil a la secretaria del consistorio queda bien claro que este concejal podría ser monitor del taller de empleo si desempeñara su cargo público en un consistorio distinto". Esta opinión tienen también en la Diputación Provincial de Huesca, a la que consultó el alcalde. 

En este caso, añade Machín, se especifica que “si el concejal fuese contratado por el taller de empleo municipal, debería elegir entre uno de los dos puestos, algo que no ha hecho aún, pues lleva 15 días ejerciendo sus funciones como monitor. Si ya ha firmado su contrato, está cometiendo una ilegalidad, si no lo ha firmado, está trabajando de manera ilegal”. Por ello, ha solicitado la copia completa del expediente, incluyendo fotocopias de contratos y de las altas realizadas en la Seguridad Social.

Al final el concejal ha decidido. Según ha confirmado el alcalde, ha presentado su dimición. Carlos Sampériz ha justificado que el Instituto Aragonés de Empleo concedió el taller en noviembre y el edil se quedó en paro el 13 de diciembre. "El Inaem lo propuso como candidato y miramos a ver si el puesto era compatible". Según él, en esta cuestión la Junta Electoral ha emitido dictámenes que consideran que no existe incompatibilidad, siempre y cuando la persona no pase a formar parte de la plantilla municipal. Asegura que otros ayuntamientos de España lo han permitido. 

La anulación en un segundo pleno la ha justificado por "seguridad jurídica", porque se ha pedido la opinión de la Junta Electoral Central y el Consejo Consultivo de Aragón. "Suspendimos el acuerdo hasta tenerla". 

Sampériz ha apelado "al derecho al trabajo como derecho fundamental". "Esto no es Zaragoza o Madrid. Aquí jugamos en otra liga", ha manifestado, recordando que el afectado no tiene retribución como concejal. El lunes a las dos y media de la tarde presentó su renuncia.

Etiquetas
Comentarios