Despliega el menú
Huesca

Riegos del Alto Aragón a Lambán: "No iremos a la Mesa del Agua"

El responsable de los regantes del sistema Gállego-Cinca habló por teléfono con el presidente aragonés a principios de esta semana. 

Javier Lambán y César Trillo, presidente de Riegos, en la jornada informativa de Huesca.
Javier Lambán y César Trillo, presidente de Riegos, en una jornada informativa de Huesca.
Rafael Gobantes

El presidente de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, ha anunciado personalmente a Javier Lambán su intención de no participar en la Mesa del Diálogo del Agua. Lo hizo en el primer contacto mantenido entre ambos, después de que el presidente aragonés anunciara el 1 de febrero la puesta en marcha de ese foro para alcanzar un nuevo acuerdo, pasados 14 años de las últimas resoluciones sobre las regulaciones de los ríos.

Trillo y Lambán hablaron por teléfono a principios de semana, según ha confirmado el primero. "Le he dicho que no iremos", aseguró. El presidente de Riegos del Alto Aragón ha querido aclarar que está dispuesto a hablar con él, pero no a participar en la Mesa. "Si me llama el presidente de Aragón, le voy a coger el teléfono. Faltaría más. Se ha dicho que yo me negaba a hablar con él, y eso no es cierto. Le he comunicado que cuando quiera hablar conmigo, me puede llamar".

El dirigente de los regantes se ha comprometido a enviarle un amplio dossier con la historia de la regulación del río Gállego, "y a lo mejor cuando se lo haya leído me da la razón". "Le hablé desde el proyecto del embalse de la Peña (600 hectómetros cúbicos) hasta hoy, con toda la serie de incumplimientos y de tomaduras de pelo. El acuerdo del 2006 no se ha respetado, ni los posteriores. Si no vamos a la Mesa del Agua, por algo será".

La conversación se produjo antes de la comparecencia del presidente de Aragón, el pasado miércoles, en las Cortes, donde dijo que las obras en marcha, como Yesa, Mularroya y Almudévar no están en duda, pero el embalse proyectado en Biscarrués, reclamado desde hace décadas por los regantes del sistema Gállego-Cinca, tiene un "horizonte sombrío".

El Tribunal Supremo ya ha iniciado la deliberación sobre los recursos presentados contra la anulación, por parte de la Audiencia Nacional, del anteproyecto y la declaración de impacto ambiental de Biscarrués. En opinión de Lambán, una nueva Declaración de Impacto Ambiental (hay un nuevo proyecto redactado) no resolvería el problema sino que demoraría aún más los riegos de Monegros II. "La mesa tiene que dar una solución ya a los regantes", dijo en las Cortes.

Trillo ya adelantó, el mismo día 1, su intención de no sentarse a negociar otra vez. "Nosotros no diremos no a Biscarrués, no seremos los que renunciemos, si quieren que lo hagan los políticos", advirtió entonces, aclarando que no se trata de una postura personal sino de un mandato de su asamblea.

Etiquetas
Comentarios