Despliega el menú
Huesca

Huesca

Desalojada una casa ocupada en la calle ronda Estación de Huesca desde 2018

El juez ordenó en diciembre el desahucio de la finca, donde a finales de junio de 2018 se instaló el colectivo denominado Las Pikarazas.

La casa ocupada por el colectivo Las Pikarazas ha quedado desalojada y tapiada por orden judicia
La casa ocupada por el colectivo Las Pikarazas ha quedado desalojada y tapiada por orden judicia
Rafael Gobantes

Las ventanas y la puerta de la casa ubicada en el número 32 de la calle Ronda Estación de Huesca están tapiadas  desde este miércoles 12 de febrero. Se ha ejecutado así la sentencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de la capital oscense, que el pasado mes de diciembre ordenó el desalojo de la finca, ocupada desde finales de junio de 2018 por el colectivo denominado Las Pikarazas para utilizarlo como centro social. 

La demanda de desahucio fue presentada por las propietarias del inmueble. Según el fallo judicial, el demandado no compareció "en legal forma" en el acto del juicio, "pese a haber sido citado con el apercibimiento correspondiente". El juez señala que la familia que interpuso la reclamación presentó la documentación acreditativa de la titularidad de la vivienda, "documentos que no fueron impugnados por la otra parte". 

La autoridad judicial también apunta que, tras las citaciones efectuadas, "no ha quedado constancia de quiénes se encuentran ocupando la casa sin título alguno ni pagar merced, ya que únicamente consta que se trata del centro social okupado de las Picarazas". Se desconoce la identidad de los integrantes de este colectivo porque "en todas las ocasiones que ha acudido la Policía Local o la procuradora de las demandantes, se han negado a ofrecer datos concretos de quién está ocupando el inmueble", recoge la sentencia. 

El fallo ordenando que la finca quedara vacía se emitió el 19 de diciembre, estableciendo que el 12 de febrero a las 9.30 se efectuaría el desalojo en el caso de que los ocupantes no se hubieran ido de forma voluntaria. Así se ha llevado a cabo y la puerta y las ventanas de esta vivienda han quedado tapiadas y valladas.

Al día siguiente, el colectivo Las Pikarazas, denunció en las redes sociales que se habían enterado de que "sin previo aviso, estaban tapiando el CSO (centro social okupado). Asimismo, añadía que "tras buscar un lugar en el que se hubiera hecho oficial nuestro desalojo, no dimos con ningún documento o escrito que lo hiciera efectivo. Criticaban también que no  pudieron acceder a la vivienda "y recuperar todas las cosas que se encontraban dentro"

Las propietarias de la casa han explicado que la policía llevó las bicicletas que estaban dentro del inmueble al depósito municipal, donde se pueden recoger presentado la factura de compra. Además señalan que ha pasado casi dos años "sufriendo"  la ocupación de una vivienda que fundó su abuela en los tiempos de la Guerra Civil para instalar una vaquería. Según indican, aunque la finca no estaba habitada su madre la frecuentaba habitualmente para comprobar que todo estaba en condiciones. De hecho, un amigo de la familia a quien se le prestó parte de la huerta y de las cuadras del recinto, guardaba en ella sus herramientas. 

Salón reuniones con tabiques tirados y carteles anunciando venta bebidas en la casa desalojada.
Salón reuniones con tabiques tirados y carteles anunciando venta bebidas en la casa desalojada.
Heraldo.es

En 2018, cuando ocuparon la finca, Las Pikarazas emitieron un manifiesto explicando que desde 2010, cuando se cerró el Ateneo Libertario Ramón Acín, no existía ningún centro social autogestionado como el que el colectivo acaba de abrir. Señalaron que iban a darle un uso comunitario y a "rehabilitarlo". Por contra, las propietarias, han manifestado que desde la ocupación "se han tirado paredes maestras sin permiso y eliminado tabiques de la segunda planta, provocando la debilidad de la estructura y el tejado del edificio.          

      

 

Etiquetas
Comentarios