Despliega el menú
Huesca

huesca

Malestar en el valle de Tena por la avería de 13 horas de Movistar tras un corte de fibra causado por un tractor

Alcaldes y empresarios piden soluciones después de que la interrupción del suministro paralizara parte de la actividad económica de la zona.

Imagen de Hoz de Jaca, una de las localidades del valle de Tena afectadas por el corte de suministro.
Imagen de Hoz de Jaca, una de las localidades del valle de Tena afectadas por el corte de suministro.
Laura Uranga

Los clientes de Movistar de varias zonas de la comarca del Alto Gállego estuvieron el martes unas 13 horas sin teléfono móvil, fijo e internet, debido a un corte de la fibra provocado por un tractor que se encontraba realizando labores agrícolas. Esta situación, que se alargó desde mediodía hasta la madrugada, ha causado malestar en el valle de Tena ya no solo por la interrupción del servicio, sino porque hace poco más de un mes sufrieron igualmente otro corte del suministro, aunque durante menos tiempo.

Además de no poder realizar ni recibir llamadas telefónicas, ni contar con servicio de internet, esta incidencia paralizó parte de la actividad económica dele valle. “Afectó a las reservas de hoteles, a la escuela de esquí...”, explica el alcalde de Sallent de Gállego, Jesús Gericó, además de a comercios o establecimientos hosteleros que no pudieron cobrar con tarjeta de crédito. “Hace poco tiempo también estuvimos unas cuatro horas sin teléfono e internet”, recuerda, y al tratarse de la primera operadora de telefonía “habrá que buscar soluciones”. “Estar trece horas sin internet es demasiado porque ahora muchos dependen de eso”, subraya.

Los técnicos de Movistar trabajaron desde el primer momento en solucionar la situación, pero lo que más costó fue localizar el punto de la avería. La interrupción del suministro se produjo sobre las 14.30 del martes y el servicio se recuperó alrededor de las 4.50 de la madrugada del miércoles. Usuarios de Sabiñánigo, Biescas, Panticosa, Sallent de Gállego o Formigal estuvieron incomunicados telefónicamente y sin internet durante este tiempo.

En Biescas, un empresario explica que algunos negocios tuvieron que cerrar, “no se podía pagar con tarjeta en la mayoría de los sitios y estas situaciones que se alargan tanto en el tiempo suponen problemas para algunos”. La alcaldesa de esta localidad, Nuria Pargada, reconoce que cuando falta internet y el servicio telefónico “se paraliza todo, porque no funciona nada”.

Etiquetas
Comentarios