Despliega el menú
Huesca

turistas de zaragoza en huesca 

San Valero bien vale una visita a El Alcoraz

Más de 400 zaragozanos pasaron por la Oficina de Turismo de la capital oscense, que como novedad programó este año un recorrido por el campo de fútbol.

Unos 400 zaragozanos se han acercado este miércoles a Huesca, aprovechando la jornada festiva de San Valero, donde han podido conocer el casco antiguo, a través de las visitas guiadas, pero también otros lugares más alejados de los circuitos turísticos como el estadio de El Alcoraz.

Y es que este año, como novedad, las actividades organizados por el Ayuntamiento de la capital oscense para atraer visitantes de Zaragoza ha incluido un recorrido guiado por el extrarradio en el tren turístico, con parada en el campo de fútbol, donde han podido entrar en los vestuarios, sentarse en el lugar que ocupan los jugadores o el entrenador en la sala de prensa, delante de los micrófonos, y pisar el césped.

Según los datos facilitados por la Oficina de Turismo, a las visitas guiadas de la mañana, gratuitas y teatralizadas, han acudido 175 personas, obligando a partirlas en tres grupos. En el palacio municipal han disfrutado de una degustación de longaniza, torteta o empanadico. Además, entre los asistentes se sortea una cena para dos personas en un restaurante de la ciudad, dos entradas para un partido de fútbol de la Sociedad Deportiva Huesca y una cesta de productos donada por la asociación de comerciantes.

Por la tarde, otros 60 turistas se han animado a realizar la visita a El Alcoraz. En total, la Oficina ha contabilizado casi 400 personas a lo largo de la jornada, ya que algunos solo han solicitado información y han querido conocer la ciudad por su cuenta. Aquí se les ha obsequiado con una castaña de mazapán, el dulce típico de Huesca.

La cifra es similar al año pasado. "Mucha gente no había estado nunca en Huesca", ha comentado la jefa del servicio de Turismo del Ayuntamiento, Sonia Blanco, algo que a priori parece extraño dada la cercanía entre las dos ciudades.

Pero Huesca no ha sido el único punto de atracción de los zaragozanos que han querido salir fuera por San Valero. Roda de Isábena es siempre un destino singular, ya que aquí se conmemora con gran devoción la festividad del patrón de Zaragoza, cuyos restos reposan en la antigua sede episcopal ribagorzana, desde que en los años 80 un grupo de fieles de la parroquia de Santa Ana empezaron a compartir con los residentes locales esta jornada festiva.

Otro de los destinos elegidos han sido las pistas de esquí, con unas condiciones inmejorables. De cara al fin de semana, las estaciones aragonesas aumentarán todavía más su oferta, con más de 320 km, la mayor superficie de la temporada. Las de Aramón rozarán la apertura total con 250 kilómetros: Cerler abrirá todos los remontes y Valdelinares y Javalambre continuarán al cien por cien, mientras Formigal-Panticosa llegará a 146 km. A estos se suman los de Candanchú-Astún, con 76 km.

Etiquetas
Comentarios