Despliega el menú
Huesca

policía local

Deja a su perro peligroso atado a una farola en Huesca y lo denuncian por no tener licencia

El dueño lo dejó en la calle solo sin bozal y cuando volvió a recogerlo reconoció a los agentes que no tenía permiso ni ningún tipo de identificación. 

Imagen difundida por la Policía Local del animal atado a la farola.
Imagen difundida por la Policía Local del animal atado a la farola.
Policía Local de Huesca

El dueño de un perro potencialmente peligroso ha sido denunciado por la Policía Local de Huesca después de que los agentes encontraran al animal atado a una farola y sin bozal, ni nadie a su cargo. Además, cuando el propietario se personó en el lugar, manifestó que carecía de la licencia necesaria para su posesión, teniendo en cuenta la raza de que se trataba, así como de algún tipo de identificación (microchip). Los hechos ocurrieron en la confluencia de la calle Gibraltar con San Vicente de Paúl. 

Los policías procedieron a realizar las correspondientes denuncias por incumplir la normativa, que en el caso de los perros potencialmente peligrosos son muy estrictas. También intervinieron al animal, que quedó custodiado en la perrera provincial.

La imagen ha sido difundida a través de la página de Facebook de la Policía Local, donde los usuarios han colgado numerosos comentarios. A las pocas horas ya había más de 50 interesándose muchos por el destino del animal y haciendo referencia otros a la responsabilidad de los dueños.  

El Ayuntamiento de Huesca regula en una ordenanza la tenencia de los perros potencialmente peligrosos, que requiere la obtención de una licencia administrativa, para la cual se exigen cumplir unos requisitos y presentar una documentación.

Los requisitos son ser mayor de edad y no estar incapacitado para proporcionar los cuidados necesarios al animal, no tener antecedentes penales, un certificado de aptitud psicológica, acreditación de haber formalizado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros e inscribir al perro en el Registro de Animales Potencialmente Peligrosos del municipio.

La licencia tiene un periodo de validez de cinco años pudiendo ser renovada. Entre la documentación a aportar está la póliza del seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura no inferior a 120.000 euros, así como un informe veterinario que acredite que el perro está debidamente identificado mediante microchip.

Tienen la consideración de perros potencialmente peligrosos los que pertenezcan a determinadas razas relacionadas y a sus cruces, como Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull, American Staffordshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu. También se especifica que lo son todos aquellos con todas o la mayoría de las características siguientes: fuerte musculatura, marcado carácter y gran valor, pelo corto, perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 Kg, cabeza voluminosa, cuboide y robusta.

En cuanto a su presencia en lugares o espacios públicos, se exige que la persona que los conduzca y controle, lleve consigo la licencia administrativa, así como certificación acreditativa de la inscripción del animal en el Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos. "Los animales deberán llevar obligatoriamente bozal apropiado y deberán ser conducidos y controlados con cadena o correa no extensible de menos de 2 metros", señala la ordenanza.

Etiquetas
Comentarios