Despliega el menú
Huesca

Ayuntamiento 

Con Huesca reclama una auditoría integral sobre el consumo del agua de boca

El grupo municipal denuncia los problemas de algunos barrios rurales de Huesca un consumo excesivo de agua o porque esta llega a los grifos contaminada por nitratos.

En primer término, Pilar Novales, portavoz del grupo Con Huesca.
En primer término, Pilar Novales, portavoz del grupo Con Huesca.
Rafael Gobantes

El grupo de Con Huesca-Podemos Equo en el Ayuntamiento de Huesca presentará al próximo pleno una moción para que se realice una auditoría integral sobre el consumo y la calidad de las aguas de boca de todo el municipio con el fin de poner en marcha las medidas  necesarias para invertir los procesos de contaminación y asegurar el abastecimiento a todos los vecinos. 

La portavoz de Con Huesca, Pilar Novales, ha señalado este lunes que uno de los puntos que debe tener en cuenta la emergencia climática, aprobada por la corporación oscense el pasado 30 de enero, es el agua.  Asimismo, ha indicado que la auditoría se reclama a partir de la inspección realizada por el servicios municipales en el barrio rural de Apiés para averiguar por qué este núcleo tiene un consumo de agua de 2.156 litros por habitante y día.  Se supone que el depósito con el que cuenta esta población debería ser suficiente para abastecerla durante 20 días, pero se agota en pocas horas. Se ha descartado que se trate de una fuga en la red.  A esto se suma que, al tener la captación directa del río Flumen, la turbidez que se produce en periodos de lluvias convierte el agua en no potable. 

El grupo municipal ha denunciado también que los vecinos de Cuarte, otro barrio rural de Huesca, "no pueden beber agua del grifo por la alta concentración de nitratos"

Novales ha recordado que en 2017 la Diputación Provincial elaboró un diagnóstico de la situación del abastecimiento de agua del Ayuntamiento oscense y varios municipios de su entorno. Según este estudio, los barrios rurales de Cuarte, Bandaliés y Huerrios que tienen que contar con desnitrificadoras debido a la alta concentración de nitratos de los manantiales. La concejala ha resaltado que el término municipal de Huesca está incluido dentro de una zona vulnerable a dicha contaminación, establecida por el Gobierno de Aragón, a dicha contaminación.

En dicho informe también llama la atención que en el municipio hay un consumo de agua de 421 l/h/día, muy por encima de la media nacional (142) y que de cada 100 litros que entran en la red de distribución se pierden 34.  

"Según estos datos, Huesca no  optimiza los recursos hídricos, por lo que este Ayuntamiento debe seguir trabajando en la renovación de la infraestructura de captación de agua para consumo humano del embalse de Vadiello", ha manifestado Novales.  Además ha apuntado que se han presentado varias solicitudes de información sobre consumos, mediciones de nitratos y medidas para frenar la contaminación a las cuales no han recibido contestación. 

Etiquetas
Comentarios