Despliega el menú
Huesca

carreteras

Fomento restringe el paso de camiones por la N-230 sin informar a las autoridades aragonesas

La medida, solicitada por el Consejo General de Arán (Lérida), ha sido rechazada por los transportistas pero cuenta con el respaldo de los alcaldes de la provincia de Huesca por motivos de sereguridad.     

TRafico en la N-230 /Foto Rafael Gobantes / 6-6-14 [[[HA ARCHIVO]]]
Tráfico en la N-230 a su paso por la provincia de Huesca.
Rafael Gobantes

El Ministerio de Fomento ha atendido la solicitud del Consejo General de Arán y ha restringido el paso de camiones articulados durante los viernes, domingos y días festivos por la carretera N-230 desde Benabarre hasta la frontera de Viella (Lérida). La puesta en marcha de esta medida, que entra este viernes en vigor y se mantendrá hasta el 5 de abril así como entre el 1 y el 20 de diciembre, no se ha comunicado a las direcciones generales de Transportes y Carreteras del Gobierno de Aragón. Desde el Departamento de Vertebración del Territorio manifestaron ayer que se dirigirán a Fomento para obtener información.

Los transportistas han mostrado su rechazo a esta restricción porque consideran que "se prima el acceso y regreso de los esquiadores ante el sector de mercancías". En cambio, los alcaldes de la provincia de Huesca afectados por el tráfico de esta vía, que también discurre por Lérida, respaldan la medida al considerar que «favorece la seguridad». No obstante, no habían sido informados de esta determinación, publicada en el BOE este 21 de enero.

A mediados del pasado mes de noviembre, el Consejo General de Arán, gobierno autónomo del valle ilerdense de idéntico nombre, aprobó por unanimidad una moción para solicitar a Fomento, a la Dirección General de Tráfico y el Servei Catalá de Transit (SCT) la limitación del paso de camiones por la N-230 desde Benabarre hasta la frontera francesa durante los fines de semana de diciembre a marzo, cuando están abiertas las estaciones de esquí de Baqueira Beret y Boí.

La moción establecía también los horarios: los viernes, de 17.00 a 24.00 desde Benabarre a Viella y los domingos, de 13.00 a 19.00, en sentido contrario. Según el comunicado emitido por el Consejo General de Arán, durante los fines de semana de la temporada de esquí "se producen grandes colas de vehículos y dificultades en la fluidez del tráfico ocasionadas por los camiones articulados que circulan lentos en tramos donde es extremadamente difícil y peligroso realizar cualquier adelantamiento".

El presidente de este consejo, Frances Boya, destacó el impacto en el Valle de Arán del paso de 500 camiones diarios, «pero sobre todo nos preocupan los problemas relacionados con la seguridad de los usuarios de esta carretera».

La jefa provincial de Tráfico de Huesca, Margarita Padial, ha indicado que esta restricción se ha adoptado a partir de la petición por parte del Consejo General de Arán y «con el acuerdo de tres organismos (Fomento, Tráfico y el SCT) y dos comunidades autónomas para favorecer la seguridad». «Independientemente del número de siniestros la labor fundamental es la prevención», ha resaltado, 

Asimismo, Padial ha afirmado que "no podemos esperar a que haya un herido más ni por supuesto un fallecido para actuar y establecer restricciones y ese volumen de vehículos pesados y turismos viernes y domingos supone un riesgo añadido". La jefa provincial de Tráfico ha añadido que "hay una realidad, que es la cantidad de gente que va por esa zona por turismo y los organismos técnicos detectan un problema de seguridad vial con posibles consecuencias negativas y hay que adoptar soluciones"

La supresión de los cruces

El alcalde de Benabarre, Alfredo Sancho, ha indicadi que la restricción del paso de camiones «es una de las medidas que hemos pedido y sugerido ante la peligrosidad de esta vía, que se agrava en la temporada de esquí por la intensidad de tráfico». "No es lo que queremos porque hacen falta otras mejoras, pero estaba encima de la mesa, aunque para implantarla no nos han consultado", ha dicho.

Esther Cereza, alcaldesa de Montanuy , ha valorado positivamente esta limitación. No obstante, ha apuntado que "la solución de la carretera no pasa solo por eso sino porque Fomento haga inversiones importantes como la supresión de los cruces". Según ha dicho, en su término municipal, en un tramo de entre 10 y 15 kilómetros de la N-230, hay cinco intersecciones para salir y acceder a diferentes poblaciones, además del cruce con la N-260. Los viernes y domingos "hay mucho tráfico de turistas, pero al final somos quienes vivimos en la comarca los que tenemos el problema cada día, hay menos coches de turistas pero los camiones siguen estando", ha apostillado.

Desde la Federación de Transportes de Huesca, Fernando Oliván, ha afirmado que esta medida les parece «fatal ya que prima el turismo de esquí en contra del sector de mercancías». Ha asegurado que no tenían conocimiento de que fuera a implantarse.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, Fenadismer , emitió este jueves un comunicado para mostrar su rechazo a esta restricción, que ha sido "una sorpresa" y que "no se ha sometido a la consulta previa de las asociaciones nacionales de transportistas".

Etiquetas
Comentarios