Despliega el menú
Huesca

juicio en la audiencia de huesca

Piden 11 años de prisión para un joven por una puñalada en las fiestas de Sariñena

Esta acusado de tentativa de homicidio y amenazas por unos hechos ocurridos cerca del local de la Agrupación de Peñas el primer día de las fiestas del 2018.

Foto de archivo del Palacio de Justicia de Huesca, donde se ubica la Audiencia Provincial
El joven será juzgado el día 15 en la Audiencia Provincial
R. G.

Un joven de 23 años residente en Sariñena se enfrenta a una petición de 11 años de prisión como presunto autor del apuñalamiento de otro vecino de la misma localidad, de 41 años, ocurrido en las fiestas patronales del año 2018 en una calle situada en las inmediaciones del local de la Agrupación de Peñas.

Cristian V. V. será juzgado el próximo día 15 de enero en la Audiencia Provincial de Huesca acusado de los presuntos delitos de tentativa de homicidio, por el que la Fiscalía y la acusación particular solicitan 9 años de prisión, así como una prohibición de acercamiento a la víctima durante 10 años. A este cargo se suma otro delito de amenazas, supuestamente cometido contra la mujer del agredido, por el que las acusaciones piden un castigo de otros dos años de prisión y una pena de alejamiento de cuatro.

Los hechos ocurrieron el 1 de septiembre del 2018, en la primera noche de las fiestas de San Antolín de Sariñena. La víctima recibió una puñalada en el abdomen de la que tuvo que ser operada en el hospital San Jorge de Huesca durante varias horas. En el lugar de los hechos se detuvo a Cristian V. V., en cuyo poder la Guardia Civil encontró una navaja.

La defensa del acusado, por su parte, solicita la absolución o, de forma subsidiaria, una condena de entre 1 y 5 años, según si se consideran los hechos como un delito de lesiones con instrumento peligroso o tentativa de homicidio. Cristian V. V. está en prisión desde septiembre del 2018 y aunque su representante legal ha solicitado en varias ocasiones su excarcelamiento, las autoridades judiciales lo han denegado.

Según este letrado, su cliente "solo recuerda un atisbo de pelea y estar detenido". Asegura además que, a pesar de que en el lugar había muchos testigos en aquel momento porque estaban de fiesta, durante la instrucción de la causa no consta que ninguno de los presentes viera con claridad el momento exacto del apuñalamiento. Sin embargo, en el filo del arma blanca, una navaja mariposa de 8 centímetros, que apareció en el bolsillo del acusado, había restos de ADN de la víctima. El abogado del acusado afirma que no se conocían ni había relación previa de enemistad entre ellos.

Etiquetas
Comentarios