Despliega el menú
Huesca

huesca

El Pirineo vuelve a teñirse de blanco casi un mes después de las últimas nevadas

Las estaciones han amanecido con 5 centímetros de nieve reciente que auguran otro gran fin de semana de esquí con más de 220 kilómetros y cielos despejados.

Los pronósticos se han cumplido y casi un mes después de la última nevada, registrada el pasado 14 de diciembre, el Pirineo oscense ha amanecido teñido de blanco de nuevo con una ligera capa que ha blanqueado las cotas altas causando problemas de circulación en los accesos al Portalet y en Llanos del Hospital. Además, las estaciones han recibido 5 cm de nueva nieve que auguran otro espectacular fin de semana para la práctica del esquí con más de 230 kilómetros y previsión de cielos despejados. 

A primera hora de la mañana, era obligatorio el uso de cadenas en la A-139, entre el cruce de Cerler y Llanos del Hospital de Benasque, y en la A-136, desde Formigal a la frontera del Portalet. No obstante, ambas carreteras han quedado completamente limpias ya, según la DGT. 

Mientras, las estaciones han despertado con una pequeña capa de nieve polvo. En Astún-Candanchú ofrecen un dominio esquiable de 54 kilómetros, 61 pistas, 25 remontes y espesores de entre 10 y 120 centímetros. 

En cuanto a los centros del grupo Aramón, Cerler ha amanecido blanqueado por una ligera nevada y, además, la bajada de temperaturas ha permitido poner en marcha los cañones "a toda potencia". Este viernes cuenta con 53 kilómetros, 47 pistas y 16 remontes. Una situación muy parecida a la de Formigal-Panticosa, que se ha despertado con 5 cm y un descenso del mercurio que también ha facilitado la fabricación de nieve artificial para mejoras las condiciones de cara al fin de semana. Hoy dispone de 108 km esquiables, 95 pistas abiertas y 28 remontes.

En los refugios de alta montaña, esta nevada apenas se ha dejado notar en los espesores por culpa de la ventisca. Aun así, se mantienen 90 cm en Bachimaña, 80 en Cap de Llauset, 68 en La Renclusa, 61 en Ángel Orús, 58 en Góriz o 30 en Casa de Piedra.  

Etiquetas
Comentarios