Despliega el menú
Huesca

Huesca

Los Reyes Magos surcan la niebla y llegan a Huesca con los personajes de los cuentos

Más de 300 personas participan en una cabalgata de Huesca formada por siete carrozas y varios grupos de animación y que este año se ha dedicado a la ilusión que despiertan las viejas y las nuevas historias infantiles. 

Había una vez una ciudad que llevaba varios días oculta bajo la niebla. Era el final de la Navidad y los niños y niñas que vivían en ella no sabían si los Reyes Magos iban a encontrar el camino para llegar hasta sus casas y dejar, de madrugada y en silencio, los juguetes que premian cada año el buen comportamiento. Pero sus majestades, que además de magia tienen mucha sabiduría, llamaron a los personajes de los cuentos que durante muchas noches acompañan el sueño de los más pequeños y ellos les guiaron hasta Huesca.     

Este 5 de enero, como cada año desde hace mucho, mucho tiempo Melchor, Gaspar y Baltasar han recorrido el centro de la capital oscense bajo la mirada de ilusión de padres, hijos y abuelos. Miles de personas han salido a la calle desafiando una sensación térmica de 3 grados y una 'boira' que calaba hasta los huesos. A primera hora de la tarde parecía que el sol quería abrirse paso, pero a las 18.00, la bruma ha envuelto de nuevo el paisaje. 

Poco después de esa hora, los Reyes Magos han iniciado su recorrido, desde la avenida Monreal hasta la plaza de Navarra. En el Coso, los más pequeños han ocupado las primeras filas, algunos tapados con mantas y otros sentados sobre cartones para amortiguar el frío del suelo. Todos, eso sí, abrigados con gorros, capuchas y bufandas porque este domingo no era el día de desobedecer las indicaciones de los mayores. Los adultos también se han pertrechado contra la heladora espera. Los más previsores han llevado incluso escaleras plegables para que sus hijos no perdieran detalle del desfile. 

De manera simultánea al inicio de la cabalgata, con más de 300 personas y siete carrozas, ha comenzado en la plaza de Navarra el espectáculo de luz y sonido dirigido por la bruja. Sobre zancos, la hechicera ha hablado con el público que aguardaba la llegada de los Reyes y ha conectado por vídeo conferencia con el país de los cuentos. En la gran pantalla colocada en un lateral del Casino han aparecido Pinocho, el capitán Garfio, la Bella Durmiente y Caperucita Roja, que tan despistada como siempre se ha dejado engañar por el lobo y a punto ha estado de ir al estadio de El Alcoraz a esperar a los Magos de Oriente.

Mientras el desfile real ha ido avanzando por el Coso, María Pardo y Los Lambreños han animado el ambiente con sus villancicos. Entre canto y canto y alguna que otra bronca con la bruja de los cuentos, a las 18.34, los motoristas de la Policía Local han anunciado que la comitiva estaba a la vuelta de la esquina. Duendes con zancos y varas luminosas, músicos, Peter Pan, Merlín, patinadores, el hada Maléfica, Alicia, Dorothy, el león y el espantapájaros, el hada... Todos, o casi todos los protagonistas de los cuentos han marcado la ruta de los tres Reyes de Magos hasta el Casino de Huesca.

Las mairalesas infantiles, con trajes tradicionales de invierno; los grupos de animación, amypas de algunos colegios, soldaditos de plomo y bailarinas: el camión de Bomberos cargado de regalos, la furgoneta de Correos con las cartas, caballos... Y por fin! Melchor, Gaspar y Baltasar con sus respectivos séquitos. La magia, con la ayuda del Ayuntamiento, la compañía Lagarto, Lagarto, Producciones Viridiana y Rampa Sonido, ha vuelto a se real un noche más.

 

   

Etiquetas
Comentarios