Despliega el menú
Huesca

Huesca

La ciudad de Huesca mantiene la tendencia y sigue sumando población  

La capital de la provincia de Huesca supera la barrera de los 54.000 habitantes con el incremento de 811 personas en el padrón municipal de 1 de enero de 2020. 

Imagen del Coso Bajo de Huesca en la mañana de este viernes 3 de enero.
Imagen del Coso Bajo de Huesca en la mañana de este viernes 3 de enero.
Rafael Gobantes

La ciudad de Huesca sigue creciendo. A 1 de enero de 2020, ha aumentado su población en más de 800 personas respecto a la misma fecha del  año pasado, según los datos provisionales del padrón municipal de habitantes facilitados por el Ayuntamiento. En estos momentos, y a falta de la actualización periódica que realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE), hay censadass en la ciudad de Huesca 54.398 personas, 811 más que hace un año. De ellas, 28.475 son mujeres y 25.923 son hombres.

El barrio más poblado de la ciudad sigue siendo el de San Lorenzo, con 13.378 vecinos (287 habitantes más que hace un año), seguido por el de Santo Domingo y San Martín, en el que residen 10.597 personas. En el casco urbano todos los distritos han ganado población, excepto el de San José, que pasa de 4.043 a 4.025 habitantes, y el San Pedro, que se ha quedado con 1.182 censados al haber perdido 46 durante los últimos doce meses.

Por contra, en la misma zona del centro histórico, el barrio de la Catedral ha ganado 80 habitantes y cuenta ya con 983. Continúan incrementado población los barrios del Perpetuo Socorro (6.232), Santiago (7.407) y María Auxiliadora (3.939) y se mantiene el de la Encarnación (3.820), que solo ha perdido un vecino.

En el otro extremo de la tabla están los menos poblados, que son los barrios rurales de Fornillos, que con 29 habitantes mantiene el mismo número de habitantes, y Bellestar del Flumen, que suma uno más y llega a 34. Apiés connserva igualmente los 79 empadronados que tenía en 2019 mientras que Banariés ha pasado de 39 a 47 vecinos. Huerrios aumenta su censo de los 67 a los 69 habitantes y Cuarte pasa de los 79 a los 77. Tabernas de Isuela, con esta misma categoría de municipio incorporado al Ayuntamiento de Huesca, aumenta su padrón de 38 a 39 personas.

La pirámide de edad se mantiene con pocos cambios. Lamentablemente, el número de oscenses menores de cinco años se ha reducido un 2,4%, pasando de 3.043 a 2.967 empadronados en 2020, lo que significa que en la capital de la provincia han nacido menos niños. La comparativa con 2019 refleja asimismo que en la ciudad hay más habitantes censados de 6 a 25 años.

En Huesca, la población sigue envejeciendo y la cifra de personas mayores de 95 años (179) ha aumentado un 17,7% respecto a 2019. De ellas, solo una es extranjera. También ha subido un 9% el censo entre los 91 y 95 años.

En cuanto a la población extranjera empadronada en Huesca, esta asciende a 6.121 personas. Las comunidades más numerosas son la rumana (1.286 personas), la marroquí (927) y la nicaragüense (337).

El crecimiento del padrón de Huesca se inició el año pasado, cuando volvió a superarse la barrera de los 53.000 habitantes alcanzada en 2010. Esta cifra se mantuvo e incluso se incrementó en 2011, pero a partir de ahí la ciudad comenzó a perder población. La causa no fue otra que la marcha de extranjeros durante los peores años de la crisis económica.

Solo un año antes de que esta comenzase, en 2007, la capital oscense logró rebasar los 50.000 empadronados, lo que conllevó, entre otras cuestiones, que el Ayuntamiento pasara de 21 a 25 concejales. En 2008 se produjo un incremento de población de 1.194 personas, que se mantuvo en 2009 con 1.061 nuevos vecinos. En 2012 se perdieron 159 empadronados y 2015 comenzó con 299 personas menos en la ciudad.   

Etiquetas
Comentarios