Despliega el menú
Huesca

PiedrafiTa de Jaca

Llega a Lacuniacha desde Jerez un bisonte macho para mantener la pureza genética

Es un animal de cuatro años del Zoobotánico de la ciudad andaluza y hace dos semanas que está con cuatro hembras en el parque faunístico del Valle de Tena, integrado en un programa de recuperación de la especie. 

Bisontes en el Parque De Lacuniacaha
Bisontes en el Parque De Lacuniacaha
Lacuniacha

El Parque Faunístico de Lacuniacha, en el término de Piedrafita de Jaca, tiene un nuevo residente desde el 19 de diciembre. Se trata de un macho de bisonte europeo que ha llegado a este recinto del valle de Tena desde las cálidas tierras de Jerez (Cádiz) con la misión de mantener la pureza genética de los ejemplares evitando la consanguinidad. 

El animal, que tiene cuatro años y hasta ahora ha vivido en el Zoobotánico de la ciudad andaluza, comparte espacio con cuatro hembras y está perfectamente integrado.  

Lacuniacha y el Zoobotánico forman parte de un programa para la recuperación de esta especie, que aunque ha remontado el número de ejemplares, continúa en situación vulnerable. La gerente del parque faunístico del Valle de Tena, Raquel Betanzo, ha explicado que los movimientos de estos animales son "habituales". Según ha dicho, cuando el bisonte europeo se declaró en peligro de extinción, se empezó a trabajar a partir de un número limitado de ejemplares. "Pero esto conllevaba el problema de la consanguinidad y se decidió que, para mantener la pureza genética, había que cruzar animales de distinta procedencia, es decir, no emparentados", ha explicado. 

En Lacuniacha han nacido al menos tres ejemplares de bisonte europeo a partir de la puesta en marcha de este programa en el recinto altoaragonés, en 2016. Debido a las limitaciones de espacio (las manadas necesitan para vivir más de 200 hectáreas) este centro participa mediante la cría de la especie en cautividad, de manera que recibe animales genéticamente sanos y saludables para la cría. 

Los bisontes se alimentan de plantas y árboles  y llegan a comer hasta 32 kilos de materia vegetal al día. Galopan una velocidad de 40 kilómetros por hora y es muy ágil.  Este animal es el mamífero terrestre de mayor tamaño de continente europeo. 

El proyecto de su recuperación en España empezó en 2010, con la llegada a San Cebrián de Mudá (Palencia) de ocho ejemplares capturados en Polonia. 

Etiquetas
Comentarios