Despliega el menú
Huesca

Hoya de Huesca

Siétamo paraliza las licencias de nuevas granjas hasta que solucione el problema del agua

El pleno ha aprobado una moratoria de un año para, al mismo tiempo, modificar el PGOU y proteger el suelo no urbanizable del municipio.

Fuente en la entrada de Siétamo que mana agua no apta para el consumo humano.
Fuente en la entrada de Siétamo que mana agua no apta para el consumo humano.
Roger Navarro

El Ayuntamiento de Siétamo se ha sumado a otros de la provincia, como Loporzano y Sabiñánigo, y ha decidido poner coto a la instalación de nuevas explotaciones ganaderas. En este caso, la moratoria se debe a dos razones: la necesidad de modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para regular el suelo no urbanizable y la escasez de agua en el municipio por la falta de capacidad de los depósitos.

Se trata de ordenar así la creciente demanda de solicitudes de implantación o ampliación de explotaciones ganaderas en el municipio. «En cuatro meses hemos recibido seis proyectos y teníamos que regularlos de alguna manera», ha manifestado el alcalde de Siétamo, Vicente Crespo.

El pleno ha aprobado con los votos a favor de todos los grupos, PSOE (5) PP (1) y Cs (1), suspender las autorizaciones de conexión a la red de abastecimiento de agua de las nuevas instalaciones ganaderas que pretendan radicarse en el municipio así como el incremento del suministro de aquellas que ya están conectadas. Esto supone denegar las solicitudes que estaban pendientes de resolución.

Esta situación se mantendrá hasta que se resuelvan los problemas técnicos detectados en la red de abastecimiento municipal y «se ejecuten las obras de refuerzo y mejora pertinentes», según ha manifestado Vicente Crespo . «No se puede conceder abastecimiento de agua de boca de los depósitos a las nuevas granjas hasta que no tengamos regulado el problema de almacenamiento que sufrimos en el pueblo», ha señalado. «Si en verano tenemos que hacer restricciones porque no hay agua, ¿cómo vamos a aumentar la concesión a nuevas granjas?», ha añadido.

El alcalde de Siétamo ha indicado que hace tres años se llevó al pleno la construcción de una balsa para aumentar la capacidad de almacenar agua potable en el municipio, a partir de sendos informes del Instituto Aragonés del Agua y de la Diputación Provincial de Huesca. «Ahora, si tenemos que cortar para una reparación y no entra agua desde Vadiello, disponemos de abastecimiento para escasamente ocho horas», ha explicado. En este sentido, apunta que en el pueblo hay tres restaurantes y un colegio. Según Crespo, los votos de PAR y PP echaron para atrás este proyecto.

El alcalde ha resaltado que antes de tomar la decisión de implementar esta moratoria se ha realizado un estudio hidrológico de los recursos del pueblo». Analizamos siete de las fuentes más importantes que tenemos en los cuatro núcleos que configuran Siétamo y buscamos asesoramiento de abogados para no saltarnos ninguna ley ni ningún derecho», ha apostillado.

Modificación del PGOU

De forma simultánea, el Ayuntamiento ha paralizado la concesión de licencias de edificación de nuevas instalaciones ganaderas o de ampliación de las existentes en el actual suelo no urbanizable del municipio por el plazo de un año. En este tiempo se espera tener aprobada la modificación del PGOU para «incorporar una regulación más específica y protectora del suelo no urbanizable y los recursos naturales del municipio». Crespo ha explicado que «desde el Ayuntamiento teníamos la necesidad de hacer una moratoria, por un año, de suspensión de todo tipo de licencias ganaderas, con el fin de poner un poco de sentido común y protegernos de alguna manera porque, con el plan actual esta protección no es posible».

Con esta reforma del planeamiento se pretende «evitar la especulación por parte de las integradoras». «Lo que harían sería ocupar todo el terreno libre en nuestro término municipal y con ello impedir que el día de mañana, si una persona que está ligada al pueblo quiere complementar su economía agraria no tenga ninguna opción porque está todo ocupado por las empresas externas», ha señalado el alcalde.

Vicente Crespo ha puntualizado, no obstante, que el gobierno municipal no está en contra de la ganadería. «Es una actividad ligada al mundo rural y una pieza clave en la economía de las zonas rurales», ha apostillado. «Por supuesto que se seguirán haciendo granjas porque tenemos que comer, pero no es necesario tener todos los tocinos de Europa en la provincia de Huesca», ha añadido. El alcalde de Siétamo defiende que lo primero es «respetar y dar prioridad a quien es de la zona». Este punto ha salido adelante con los votos del PSOE y la abstención de PP y Cs.

Etiquetas
Comentarios