Despliega el menú
Huesca

proceso por el yacimiento destruido 

"La DGA se quedaría con una cueva arruinada y Victorino Alonso, con el coto"

La asociación Apudepa cuestiona la tasación de 108 millones por el abrigo rupestre destruido y critica que tres años después la sentencia no se haya ejecutado.  

Interior de la cueva, que tiene una superficie de más de 3.000 metros cuadrados.
Interior de la cueva, que tiene una superficie de más de 3.000 metros cuadrados.
Lourdes Montes

La asociación Apudepa, que ejerce la acción popular en el proceso penal contra Victorino Alonso por la destrucción del yacimiento neolítico de la cueva de Chaves (Casbas de Huesca) ha anunciado que solicitará el informe de un experto para contrarrestar la "desmedida valoración" del abrigo rupestre arrasado que han hecho los arqueólogos contratados por Fimbas, propietaria de la finca de caza de Bastarás, donde se enclava y responsable civil subsidiaria. Esta empresa debe afrontar una indemnización al Gobierno de Aragón de 25 millones de euros.

La asociación muestra su malestar por una situación en la que, a su juicio, "la DGA se quedaría con una cueva arruinada, y el empresario con el coto para seguir con su negocio, y todo porque sus peritos dicen que vale casi 109 millones de euros".

De esta forma, la asociación Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, responde a la información publicada por HERALDO DE ARAGÓN sobre que Fimbas ya no ofrece la finca de 2.000 hectáreas como dación en pago para compensar a la DGA por los daños al patrimonio sino solo la cueva destruida, que valora en 108.868.334 euros euros, ateniéndose a un informe encargado a tres arqueólogos. 

"Los arqueólogos se han basado en hipótesis no comprobadas de los niveles del paleolítico, cuya extensión se desconoce y por tanto no se puede valorar tal y como lo han hecho", afirma Apudepa en un comunicado hecho público este domingo. 

La asociación se pregunta qué está ocurriendo con la ejecución de la sentencia por el expolio ocurrido en el yacimiento arqueológico, pendiente tres años después. Recuerda que en 2009 se descubrió que se habían arrasado todos los vestigios del neolítico. "El sitio arqueológico de altísimo nivel nacional e internacional se había convertido en un pesebre para animales estabulados, a tono con el coto de caza de Bastarás". 

Victorino Alonso.
Victorino Alonso en el Palacio de Justicia de Huesca durante el juicio contra él.
Rafael Gobantes

Los hechos fueron llevados a los tribunales por la DGA, Apudepa y Ecologistas en Acción y la sentencia, de 2016, estableció una condena de dos años y medio de cárcel para Alonso y una indemnización de 25.490.805 de euros. "Ni el reo ha entrado en la cárcel, por rebaja de la condena a 2 años, ni ha pagado los 25 millones, pues se declaró insolvente y un juez vio en el culpable buena disposición de pago".  

Apudepa considera que Alonso, cuya vinculación a Fimbas quedó establecida en el fallo, y de hecho se declaró a la mercantil responsable civil subsidiario, "ha tomado la iniciativa" apoyándose en la tasación "de tres arqueólogos contratados, los mismos que testificaron en el juicio de Huesca (Ramón Montes Barquín, Manuel Morlote Expósito y Emilio Muñoz Fernández)". Recuerda que la DGA "no puede recurrir judicialmente para hacer efectiva la sentencia dado que recientemente el juez Francisco Javier Martínez Zandunzo ha determinado que ni haya embargo por parte de la DGA ni la revisión de la declaración de insolvencia".

Etiquetas
Comentarios