Huesca
Suscríbete

huesca

Huesca cruza los dedos y sueña con el tercer Gordo seguido y el quinto en 9 años

El sorteo de Navidad dejó el año pasado 80 millones, la mayoría en participaciones de los Antiguos Alumnos del colegio San Viator. La primera vez que cayó el primer premio en la provincia fue en 1963 y pasaron más de 40 años hasta recibir otro Gordo, el más importante de la historia, con los 720 millones que vendió Grañén. 

La administración nº 5 de Huesca repartió el año pasado 80 millones de euros en la capital oscense y 40 en Zaragoza.
La administración nº 5 de Huesca repartió el año pasado 80 millones de euros en la capital oscense y 40 en Zaragoza.
Rafael Gobantes

La provincia de Huesca cruza los dedos para que siga la buena racha en el sorteo de la Lotería de Navidad y sueña con celebrar el tercer Gordo seguido y el quinto en solo nueve años. La varita de la fortuna ha tocado al Alto Aragón en cuatro ocasiones en la última década. Además, puede presumir de haber recibido en 2011 el Gordo más gordo de la historia con los 720 millones de euros ya que vendió íntegramente la ya famosa administración de Grañén y en 2013 ya entró en vigor la retención del 20% para los premios que superaran los 2.500 euros. 

Se han roto de esta forma décadas de mala fortuna. Y es que tuvieron que pasar más de 40 años desde que la suerte sonriera por primera vez a la provincia hasta que pudo volver a festejar un primer premio de Navidad. Francisca Otín fue la lotera que en 1963 vendió aquel primer Gordo, el 19936. Se lo llevó el padre de un oculista que lo repartió entre varias personas. 

Pero entonces llegó la sequía hasta que en 2011 llegó el memorable Gordo de Grañén con aquel mágico 58268. Fue vendido por la única administración de esta localidad monegrina. La asociación de mujeres de Sodeto vendió puerta por puerta participaciones de 5 euros (agraciadas con 100.000 euros cada una) en varios pueblos como San Juan del Flumen, Valfonda, Curbe, Alberuela de Tubo o San Lorenzo. El resto fueron a dos bares en Huesca (Esperanza y Carlitos) y Tardienta (Boira). 

Al año siguiente, en 2012, el Alto Aragón cantó otro Gordo, aunque entonces fue solo un pellizco. Concretamente, 1,2 millones de euros de tres décimos del 76058 que vendió en el terminal la administración nº 1 de Huesca, ubicada en el Coso Alto. 

En 2018, cuatro establecimientos de Huesca y uno de Fraga repartieron más de 122 millones de euros del primer premio, el 03347. La mayor parte (30 series) salieron de la administración nº 5 de la capital, en la avenida Juan XXIII. Veinte series -agraciadas con 80 millones de euros- se vendieron a través de participaciones de 5 euros (100.000 euros cada una) de la Asociación de Antiguos Alumnos del colegio San Viator de Huesca, y otras diez -premiadas con 40 millones- en la librería Wodan de Zaragoza.

También se vendieron otros seis décimos del primer premio en las administraciones del Centro Comercial Coso Real (3) y de la plaza Concepción Arenal (1) y en el estanco de la avenida de Menéndez Pidal (1), las tres en la ciudad de Huesca, así como en la avenida de Aragón de la localidad de Fraga (1). Entre todas repartieron 2,4 millones de euros.

En 2017, la alegría del primer premio inundó la calle del Obispo de Jaca, donde se encuentra la administración de loterías número 2 que vendió diez décimos del 71198, es decir, cuatro millones de euros.

A esta lista de cinco Gordos que han caído en la provincia de Huesca en toda la historia de la lotería de Navidad se podría añadir también el año 1932 con el 29757. No lo vendió ninguna administración oscense sino que José María San Agustín lo encargó en la conocida Doña Manolita de Madrid para luego distribuirlo entre compañeros de trabajo y amigos, que resultaron agraciados con 15 millones de las antiguas pesetas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión