Despliega el menú
Huesca

huesca

La DGA destinará 10 millones en ayudas a jóvenes agricultores en 2020

El presidente Lambán ha anunciado la convocatoria durante su participación en la jornada de agricultura y cambio climático, organizada por los regantes del Canal de Aragón y Cataluña.

Intervención de Lambán en la jornada de la Comunidad de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña.
Intervención de Lambán en la jornada de la Comunidad de Regantes del Canal de Aragón y Cataluña.
DGA

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón publicará en breve una nueva convocatoria de subvenciones en materia de instalación de jóvenes agricultores para el año 2020. El presupuesto asciende a 10 millones de euros. Así lo ha anunciado este martes el presidente Javier Lambán en la clausura de la X Jornada Institucional de la Comunidad General de Regantes de Aragón y Cataluña celebrada en Binéfar.

Es otra medida más, según Lambán, para apoyar al sector primario, tan fundamental para sostener el sector estratégico de la agroalimentación, que se une a otra nueva convocatoria, en el primer trimestre de 2020, para la modernización de regadíos por valor de 20 millones de euros.

Lambán ha recordado que su ejecutivo ha destinado 132 millones para la modernización y creación de regadíos en los cuatro años anteriores, además de la reciente aprobación en consejo de gobierno de la primera fase del regadío de Calcón, que tiene previsto una inversión de 4,2 millones de euros. Más de la mitad del presupuesto de la política de creación y modernización de regadíos del Gobierno de Aragón se localiza en la provincia de Huesca y en concreto en Riegos del Alto Aragón.

Concretamente, en materia de creación de regadío en la provincia de Huesca, la legislatura pasada se aprobaron proyectos para 10.413 hectáreas, con una inversión total de 32,2 millones de euros y una aportación del Gobierno de Aragón de 17 millones. En modernización se resolvieron 37 proyectos con una inversión total 134,2 millones y una aportación del ejecutivo autónomo de más de 48,5 millones.

El apoyo a los jóvenes agricultores ha sido y es una política prioritaria para el Gobierno de Aragón, según Lambán. Durante los últimos cuatros años, el Departamento de Agricultura ha destinado 90 millones de euros en ayudas para rejuvenecer el sector e impulsar el desarrollo rural, lo que han permitido la incorporación al sector de unos 1.400 jóvenes de la Comunidad Autónoma.

En concreto, en 2018 se incorporaron al campo 310 jóvenes de la Comunidad Autónoma: 118 en Huesca, 77 en Teruel y 115 en Zaragoza. Los últimos 262 jóvenes se incorporaron recientemente en la convocatoria que se resolvió el pasado octubre. Y, de ellos, un 27% son mujeres. "Una buena noticia para seguir rompiendo la brecha de género en el medio rural si se tiene en cuenta que la tasa de las convocatorias anteriores no superaba el 20%", señalan.

El objeto de estas convocatorias para la incorporación de jóvenes al campo y la modernización de explotaciones agrarias pretende revertir el envejecimiento del sector, facilitando la aplicación de nuevas tecnologías y nuevas estrategias tanto productivas como comerciales y, finalmente, redundando en una vertebración demográficamente equilibrada del medio rural por la vía de generación de empleo. En este sentido, cabe recordar que solo cerca de un 10 % del total de los profesionales del sector tiene menos de cuarenta años.

Estas ayudas de enmarcan dentro del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y se abonan a los beneficiarios al acreditar el cumplimiento de los compromisos suscritos y la realización de las actuaciones objeto de subvención mediante el procedimiento establecido.

Nuevos regadíos

El nuevo marco de financiación en creación de regadíos tiene como objetivo principal la finalización de aquellos proyectos que llevaban décadas pendientes de finalización, en áreas donde las diferentes administraciones habían efectuado cuantiosas inversiones hidráulicas que no habían prosperado.

Dicho programa del Gobierno de Aragón contempla la creación de 25.000 nuevas hectáreas de regadío -de las cuales ya están en marcha más de la mitad- la movilización de una inversión total de 350 millones de euros y la creación de 1.000 empleos equivalentes. La primera convocatoria de 2018 aprobó 4 proyectos con un apoyo público total de 29 millones de euros. La última convocatoria publicada ya en 2019 para la creación de regadío por valor de 55 millones permitirá la creación de otras 7.000 has.

El pasado 3 de diciembre el consejo de Gobierno aprobó la tramitación de un gasto plurianual anticipado para la transformación de 594 hectáreas de riego, de las que se beneficiarán 89 usuarios del entorno del embalse de Guara (Huesca).

El Consejo de Gobierno del 4 de diciembre aprobó la firma del convenio de financiación hasta 2022 para la ejecución del regadío social de Calcón, a suscribir entre la administración autonómica y la Comunidad de Regantes, asumiendo cada parte la finalización correspondiente, lo que permitirá licitar la obra y poner en riego 594 hectáreas de 89 propietarios.

El regadío social de Calcón (embalse de Guara), en su primera fase, fue declarado de Interés General de la Comunidad Autónoma de Aragón en 2008 y beneficia a los núcleos de Aguas de Loporzano, e Ibieca y Liesa, en Siétamo. El proyecto comprende la ejecución de obras e instalaciones correspondientes a las redes riego a presión, telecontrol de la red y medidas restauradoras y preventivas de las posibles afecciones medioambientales. El plazo de ejecución es de 30 meses. La aportación pública se repartirá en cuatro anualidades: 100.000 euros para el 2019 y otros tantos para el 2020, dos millones de euros para el 2021 y otros dos para el 2022.

Modernización

Asimismo, se han destinado 48 millones de euros para subvencionar las obras de modernización de 57 proyectos que suponen 16.740 hectáreas y 2.530 regantes beneficiados. Estas ayudas persiguen mejorar la rentabilidad de las explotaciones, una mayor eficiencia en el uso del agua y la reducción de las afecciones ambientales del agrosistema productivo. En el primer trimestre de 2020 se publicará una nueva convocatoria para la modernización de regadíos por valor de 20 millones de euros.

La creación de manchas de regadío de mayor o menor extensión en zonas de aridez extrema como las del valle del medio del Ebro aragonés, ajustadas al marco y a las estrictas exigencias ambientales en esta materia, es una de las políticas más efectivas para asegurar la sostenibilidad económica y capacidad de generación de empleo en el medio rural, suponiendo una de las herramientas clave en la lucha contra la despoblación.

Etiquetas
Comentarios