Despliega el menú
Huesca

huesca

Fomento justifica que los atascos en el Pirineo son "inevitables" en puentes

Recuerda que este año ha inaugurado 20 km en la A-23 valorados en 291 millones.

Los atascos han colapsado en este puente los accesos al Pirineo por la A-23 tanto de subida como de bajada.
Los atascos han colapsado en este puente los accesos al Pirineo por la A-23 tanto de subida como de bajada.
Rafael Gobantes

Los atascos como los que el pasado puente colapsaron el puerto de Monrepós (A-23), en la operación salida, y el tramo entre Sabiñánigo y Lanave (N-330), en el retorno, "son habituales y hasta cierto punto inevitables en horas punta en una ruta con alta demanda asociada a las estaciones de esquí". Así responde el Ministerio de Fomento a las críticas de conductores, empresarios y alcaldes por las kilométricas retenciones que se formaron el pasado fin de semana en el principal acceso al Pirineo oscense tras un largo fin de semana con un gran aluvión de turistas.

Desde el Ministerio hacen hincapié en "poner en valor" la inversión realizada en este corredor de la A-23 en la provincia de Huesca recordando que a lo largo de este 2019 se han puesto en servicio más de 20 nuevos kilómetros de autovía que han supuesto 291,3 millones de euros de inversión. Se trata del tramo Congosto de Isuela-Arguis y Alto de Monrepós-Caldearenas-Lanave.

Fomento reconoce que los problemas de congestión de tráfico se concentran en el entronque entre la zona de autovía (dos calzadas) con la carretera convencional (una única calzada). Y destacan que esta situación se "mitigará" al completarse la A-23 entre Huesca y Jaca.

"Los atascos son habituales y hasta cierto punto inevitables en horas punta en una ruta con alta demanda asociada a las estaciones de esquí"

Para ello, quedan todavía dos tramos: Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste, de 8,6 km donde ya se ha formalizado el contrato por 70,9 millones y las obras están a punto de comenzar; y Lanave-Sabiñánigo Sur, de 9 km, en el que aún se está redactando el proyecto como paso previo a su construcción, según fuentes ministeriales. Mientras, en la A-21 (Jaca-Pamplona), quedan 26 km pendientes entre Sigüés-Tiermas (su finalización está prevista para verano de 2021) y Puente La Reina-límite con la provincia de Zaragoza y la variante de Jaca (ambos sin licitar).

Con todo, Fomento también insiste en que "diseñar infraestructuras como las carreteras de modo que su capacidad no se supere nunca sería altamente ineficiente e inviable en la práctica, tanto desde el punto de vista técnico como económico".

Las dos posibles alternativas

El recorrido habitual entre Huesca y Jaca es la A-23 y N-330, con un trayecto de 67 km que cuesta una hora de viaje. Las otras dos alternativas obligan a invertir más tiempo y, además, son carreteras con puertos de montaña también, muchas curvas y tramos en mal estado. Así, por ejemplo, tomar la A-132 (Huesca-Puente La Reina) y la A-21 supone 93 km y 1 hora y 55 minutos; y la combinación de A-132 y A-1205, 89,6 km y 1 hora y 45 minutos.

Etiquetas
Comentarios