Despliega el menú
Huesca

huesca

La reivindicada mejora de la carretera entre Huesca y Apiés supera el estudio de impacto ambiental

El Ministerio se decanta por aprovechar el actual trazado con algunas correcciones, como ampliar la anchura de la plataforma hasta los 8 metros. La CHE y la DGA ya han invertido 800.000 euros en obras de urgencia.  

Los vecinos de la zona de Apiés llevan varios años movilizados exigiendo la mejora de la carretera.
Los vecinos de la zona de Apiés llevan varios años movilizados exigiendo la mejora de la carretera.
Rafael Gobantes

La reivindicada mejora de los 9 km de la carretera HU-324 que une la ciudad de Huesca con el núcleo pedáneo de Apiés, y que da acceso a una de las entradas al Parque Natural de Guara, ha superado el imprescindible estudio de impacto ambiental. El Ministerio para la Transición Ecológica se decanta por aprovechar el actual trazado incluyendo algunas correcciones para garantizar la seguridad como ampliar la anchura de la plataforma hasta los 8 metros. 

El proyecto de mejora integral de la carretera HU-324 está valorado en 9 millones de euros, pero es una de las 13 actuaciones compensatorias incluidas en el Plan de Restitución del Embalse de Montearagón, presupuestado en 30 millones hace 15 años y pendiente de ejecutar en un 95%. 

En el último año, el Gobierno de Aragón y la Confederación Hidrográfico del Ebro han invertido casi a partes iguales unos 800.000 euros en trabajos de urgencia para mejorar de la seguridad vial de la carretera mientras se realiza la tramitación de la actuación global.

La carretera Huesca-Apiés presenta un trazado sinuoso y estrecho en algunos tramos.
La carretera Huesca-Apiés presenta un trazado sinuoso y estrecho en algunos tramos.
CHE

El informe de impacto ambiental que da vía libre a las obras porque "no se prevén efectos adversos significativos sobre el medio ambiente, siempre y cuando se cumplan las medidas y condiciones establecidas en el documento ambiental y en la presente resolución", concluye.

El tramo donde se pretende actuar parte de la rotonda de acceso al polígono de la Magantina de Huesca y finaliza en Apiés con una longitud total de 9.413 metros. El trazado está adaptado a la orografía del terreno "con curvas de pequeños radios y escarpado en algunas zonas y con una sección estrecha que cuenta con un pavimento escaso y deformado", reconoce. 

Los promotores plantean dos alternativas. La primera, que ha sido la seleccionada finalmente, propone acondicionar la actual vía introduciendo correcciones para mejorar el trazado. La segunda, desechada, es un kilómetro más larga y se separa de la HU-324 en el acceso a Fornillos continuando luego por el camino entre Fornillos y Apiés hasta confluir de nuevo en la HU-324. El proyecto incluye dos acceso al vertedero y a la carretera de Formillos. 

Durante el período de consultas llevado a cabo en el último año, distintos administraciones y entidades (Gobierno de Aragón, Ayuntamiento de Huesca, Oficina Española de Cambio Climático, Asociación de Vecinos de Apiés...) han considerado "adecuada" la alternativa propuesta, pero han planteado mejoras como un plan de restauración de integración ecológica y paisajística de los vertederos de obra; reducir la emisión de polvo y ruido durante las obras para evitar afecciones a la población, la flora o la fauna; o una pequeña modificación para del trazado para conservar la actual Cruz de crucero que hay a la entrada de Apiés. 

La organización ecologista SEO BirdLife, sin embargo, advierte de que el proyecto está muy próximo al perímetro de un espacio protegido (está a 1,7 km del Parque Natural) y que la necesidad de la mejora de la carretera se basa en un aumento del tráfico "que no se ha justificado", aseguran. Por ello, considera que el trazado se podría resideñar con menores impactos y que sería suficiente con realizar mejoras de seguridad sobre la actual carretera. 

Etiquetas
Comentarios