Despliega el menú
Huesca

huesca

San Jorge dejará de ser en breve el único hospital de capital de provincia sin resonancia

Las obras de acondicionamiento del búnker y de instalación del equipo están ya en la recta final.

El equipo de resonancia magnética ya está instalado y solo falta acabar los accesos a la sala.
El equipo de resonancia magnética ya está instalado y solo falta acabar los accesos a la sala.
DGA

Después de muchos años de reivindicaciones, el hospital San Jorge de Huesca dejará de ser, por fin, el único de capital de provincia sin equipo de resonancia magnética. Hasta ahora, todas las pruebas de estas características que solicitaban los facultativos del centro, unas 6.100 al año, se derivaban a un centro médico privado de la capital.

El departamento de Sanidad asegura que las obras de acondicionamiento que se han acometido en el hospital para dar cabida a este equipamiento están ya en la recta final. De hecho, los trabajos están prácticamente acabados, únicamente faltan los accesos a la sala, con lo que esperan que se puedan entregar este mismo mes. Luego habrá un período de prueba antes de ponerla en marcha de forma ya definitiva.

Sanidad compró el equipo hace más de un año, en un lote valorado en 7,4 millones de euros junto con otros tres aparatos destinados al hospital Miguel Servet de Zaragoza (2) y al Obispo Polanco de Teruel (1), que ya se pusieron en marcha hace meses.

En el caso de Huesca, en un principio se había reservado un espacio en el nuevo edificio de Urgencias, pero ante el retraso que acumulaba esa reforma, el departamento decidió cambiar el planteamiento y reubicarla en un búnker que ha acondicionado en la planta baja del hospital actual.

Al igual que el proyecto de las Urgencias, esta obra de la resonancia también quedó bloqueada por la prórroga presupuestaria, pero finalmente Sanidad consiguió salvarla al considerarse de "alta prioridad" por su impacto en la atención sanitaria.

Así, los trabajos de acondicionamiento fueron adjudicados a la empresa Terralit Soluciones S.L. por 405.583,78 euros y un plazo de cuatro meses que empezó a contar el pasado verano.

"Es una diferencia de calidad"

Ana Tarongi, de CSIF, valora positivamente la llegada de este equipo "porque hoy en día todas las pruebas de imagen nos apoyan mucho en los diagnósticos y te dan una diferencia de calidad".

También Manuel Muñoz, del sindicato médico CESM, considera que la puesta en marcha por fin de la resonancia magnética en San Jorge "es un avance porque los facultativos ya no tendrán que demorar estas pruebas complementarias o derivarlas a otros centros". "Todo lo que sea mejorar la calidad y la atención de los pacientes es para aplaudirlo y para estar contentos, aunque siempre sin descuidar otras carencias que están ahí", recordó. 

Etiquetas
Comentarios