Despliega el menú
Huesca

huesca

Piden seis años por abusos a la hija, menor, de los dueños del bazar donde trabajaba en Jaca

Los hechos ocurrieron cuando la niña tenía 13 años, en la tienda y en el domicilio familiar donde convivían todos.

Un vehículo de la Policía Nacional
Un coche de la Policía Nacional en una imagen de archivo
Europa Press

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Jaca ha ordenando la apertura de juicio oral contra un hombre de origen chino de 37 años que está acusado de un presunto delito de abusos sexuales a la hija, menor de edad, de los propietarios de un bazar ubicado en la ciudad de Jaca donde trabajaba y con los que convivió también en su propio domicilio.

La Fiscalía, en su escrito de conclusiones provisionales, relata que en fechas no bien determinadas pero aproximadamente desde el mes de septiembre de 2016 hasta el mes de mayo de 2017, el procesado, que carece de antecedentes penales, presuntamente abusó sexualmente de una menor que entonces tenía 13 años, tanto en el domicilio en el que estuvo conviviendo con ella y con su familia, como en una tienda bazar que regentaban los padres de la víctima y en la que le dieron trabajo.

Según el Ministerio Público, el acusado, con ánimo libidinoso y aprovechando los momentos en los que la menor se encontraba sola tanto en la vivienda como en la tienda, le hizo tocamientos en repetidas ocasiones y se exhibió delante de ella mientras él realizaban prácticas sexuales.

Abusos sexuales continuados

Para la Fiscalía, los hechos son constitutivos de un delito continuado de abusos sexuales a una menor de edad de 16 años sin que concurran ninguna circunstancia modificativa y pide para el procesado una pena de seis años de prisión, la máxima que contempla el Código Penal para este tipo de delitos. En caso de ser impuesta, señala que deberá cumplir la mitad en España y el resto se sustituirá por la expulsión del territorio nacional con la prohibición de regresar al país por un período de diez años.

También solicita que se le prohíba acercarse a la víctima a menos de 300 metros de distancia y comunicarse con ella por cualquier medio por diez años, así como la medida de libertad vigilada por el mismo período de tiempo. Por último, en concepto de responsabilidad civil por los daños morales causados a la niña, reclama una indemnización de 3.000 euros.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Jaca ha atendido la petición de la fiscal y ha acordado la apertura de juicio oral contra el acusado, defendido por el letrado Diego Gracia Pola. A este respecto, argumenta que existen indicios de criminalidad contra el acusado suficientes por lo que no procede ordenar el sobreseimiento.

Además, la magistrada ha requerido al acusado el pago de una fianza de 3.990 euros para asegurar las responsabilidad civiles en caso de ser condenado. En caso contrario, se decretará el embargo de sus bienes en cantidad suficiente para garantizar el pago.

La juez también informa de que el órgano competente para el conocimiento y el fallo de la presente causa será el Juzgado de lo Penal de Huesca.

Etiquetas
Comentarios