Despliega el menú
Huesca

huesca

Los médicos critican a la DGA por aparcar un año más las Urgencias del San Jorge

Los presupuestos de 2020 no incluyen ni un euro para iniciar la reforma, valorada en 5,7 millones. Los profesionales denuncian la falta de intimidad que sufren los pacientes por la escasez de espacio.

La agresión tuvo lugar en el servicio de Urgencias del San Jorge
Imagen del actual edificio de Urgencias de San Jorge, que se ha quedado pequeño
Rafael Gobantes

La demandada reforma de las Urgencias del hospital San Jorge tendrá que seguir esperando. El departamento de Sanidad del Gobierno de Aragónha vuelto a aparcar un año más las obras del nuevo edificio que se levantará en el parquin contiguo, que supondrán una inversión de 5,7 millones de euros. El presupuesto de 2020 solo prevé fondos para los hospitales de Teruel y Alcañiz, con más de 50 millones de euros, y para licitar un centro de salud de Zaragoza, pero no hay ni un euro para las Urgencias de San Jorge ni para los futuros centros de salud del Perpetuo Socorro en Huesca o de Barbastro.

La confirmación oficial por parte de la propia consejera Pilar Ventura en el último pleno de las Cortes, en respuesta a una interpelación de la diputada del PP Ana Marín, ha caído como un jarro de agua fría entre los profesionales sanitarios de Huesca, que denuncian el nuevo retraso.

La consejera reconoció que el proyecto está terminado y aseguró que para el Gobierno de Aragón la ampliación de las Urgencias del San Jorge es una actuación "prioritaria", pero también recalcó que está "condicionada a la disponibilidad de crédito".

En los presupuestos de 2018 se llegó a incluir una partida de 600.000 euros, pero al prorrogarse, no pudo ejecutarse. El pasado marzo, la Junta de Personal del San Jorge en bloque (CSIF, Cemsatse, CC. OO., UGT y USAE) criticó las condiciones «deplorables» del servicio y exigió al Salud «prioridad» en los presupuestos. Pero su reclamación ha caído en saco roto.

"De las más precarias que hay en Aragón"

Manuel Muñoz, del sindicato médico CESM, reconoce que después de las sucesivas demoras que ha ido acumulando el proyecto, tenían "pocas esperanzas" de que el Gobierno de Aragón lo acometiera «y nuestro pesimismo se ha confirmado». Como médico del servicio, lleva 17 años sufriendo las malas condiciones de las Urgencias y no duda en afirmar que "son de las más precarias que hay en Aragón".

Por su larga experiencia, afirma que el trabajo diario es cada día más complicado "porque aunque a nivel de recursos humanos se intenta siempre favorecer de alguna manera el trato al paciente y la mejor atención, si hay una falta de espacio es evidente que por mucho personal y por mucha iniciativa y actitud que haya, no puedes dar abasto".

Recuerda, además, que las Urgencias son "la puerta de entrada" mayoritaria a la Sanidad y que los momentos más críticos llegan en las temporadas epidémicas como la gripe en invierno o los accidentes de montaña en verano, cuando además crece el número de mayores que se "desestabilizan" con el calor.

En este sentido, Manuel Muñoz recalca que "muchas veces no tienes más remedio que atender a la gente en los pasillos por falta de espacio o incluso sacarles de los boxes si viene alguna urgencia grave". También la sala de espera interior, donde los usuarios esperan la resolución de pruebas, es "muy pequeña".

Desde el sindicato CSIF coinciden en que es "prioritaria" la construcción del nuevo edificio de Urgencias e inciden en el problema que supone tener a los pacientes en camas en los pasillos. "Es una realidad anormal pero que está ya normalizada. Aquí por la mañana ya ponen las camas en los pasillos porque se da por hecho que las van a tener que usar", critica Ana Tarongi, quien recuerda, además, que el departamento ya tenía todo listo, después de terminar el plan funcional, para poder licitar las obras.

Tarongi anima a "todas las instancias" a seguir presionando para que se reformen las Urgencias "porque es una pérdida de calidad no solo para el trabajador, sino de todos los potenciales pacientes de la provincia porque es el hospital de referencia".

"El de al lado lo oye todo"

La representante de CSIF califica las instalaciones de "indignas" ya que, denuncia, "te puedes ver en una cama en el pasillo y que te tengan que poner un enema o un gotero delante de la gente". También denuncia situaciones que atentan contra la intimidad "porque cuando te están informando de un diagnóstico, el de la cortina de al lado se entera de todo". Y para colmo, con las obras para la resonancia "han perdido aún más calidad de espacio porque si antes ya veían poco la luz del día, ahora ya nada porque han tapiado las pocas ventanas que había".

Etiquetas
Comentarios