Despliega el menú
Huesca

huesca

El Pirineo arranca el puente con un lleno hasta la bandera y atascos en Monrepós

A mediodía se han registrado retenciones de 20 kilómetros entre Nueno y el Hostal de Ipiés. La ocupación en hoteles y casas de turismo rural rozan el 100% los dos primeros días.

Las tempranas nevadas de esta temporada auguraban un puente festivo de la Constitución y de la Inmaculada espectacular en el Pirineo y las previsiones se están incluso superando. El tirón de las estaciones de esquí ha hecho que estos cuatro días festivos hayan arrancado con un lleno hasta la bandera en todos los valles del norte de la provincia de Huesca. Tanto los hoteles como las casas rurales tiene índices de ocupación que rozan el 100% este viernes y sábado.

Desde primera hora, el tráfico en las  autovías A-23 (Huesca-Jaca) y A-21 (Pamplona-Jaca) en dirección a los valles de Tena y Aragón, respectivamente, además de los accesos al valle de Benasque, ha sido intenso y sobre las 12.00 han comenzado las retenciones. Al principio eran solo de 10 km en la A-23 y la N-330, entre Lanave y Hostal de Ipiés, pero luego se ha ido complicado la situación y el atasco ha llegado hasta Nueno, en un tramo de 20 kilómetros en total.  Además del gran volumen de vehículos, un accidente también ha complicado aún más la circulación.  

Y es que los esquiadores tenían muchas ganas de estrenar este puente y han madrugado para aprovechar la máximo el inmejorable día que les están ofreciendo las estaciones con sol, temperaturas no demasiado frías y mucha y buena calidad de nieve. Entre los siete centros invernales de Aragón suman 246,7 kilómetros con espesores que superan el metro tanto en Formigal-Panticosa como en Astún-Candanchú. Los párquines se han llenado enseguida y muchos han tenido que aparcar en las cunetas de las carreteras.

El dominio conjunto Astún-Candanchú ha abierto este viernes 67 kilómetros con espesores de entre 50 y 100 cm. En el vecino valle de Tena, Formigal-Panticosa ofrecen a sus clientes un total de 121 kilómetros. Y en el de Benasque, Cerler cuenta con 40 kilómetros esquiables. Mientras, en Teruel, Javalambre-Valdelinares suman 18,7.

También los aficionados al esquí de fondo pueden disfrutar de tres espacios nórdicos este puente con calidad de nieve entre polvo y polvo dura y con previsión de sol para los tres días festivos: Llanos del Hospital de Benasque (10 km), Candanchú (7,5) y Balneario de Panticosa (mañana ofrecerá 5,5 kilómetros). Lizara ha perdido espesor y no tiene la pista en condiciones de ser utilizada, aunque el refugio para alquiler de raquetas y equipo de esquí de travesía. También Oza Gabardito tiene nieve suficiente en la zona de Agua Tuerta para hacer excursiones con raquetas de nieve.

Etiquetas
Comentarios