Despliega el menú
Huesca

Quicena 

Ropa de abrigo y calzado cómodo para ir este puente al castillo de Montearagón

El Ayuntamiento de Quicena y la Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón ha organizado visitas guiadas los días 7, 8 y 9 de diciembre para mostrar su reconstrucción antes del inicio de las nuevas obras.   

El castillo de Montearagón, panteón real de Aragón y capilla real de la Casa de Aragón iba camino de iba camino de convertirse en un yacimiento arqueológico en la última década del siglo XX. La Asociación Amigos del Castillo de Montearagón, constituida en esos momentos, planteó al Instituto del Patrimonio Cultural (Ministerio de Cultura), propietario del monumento románico,  la necesidad de actuar en él. Desde entonces se han desarrollado una serie de actuaciones que tendrán continuidad el año que viene con una nueva e importante obra. 

Antes de que den comienzo los nuevos trabajos, cuyo objetivo es consolidar la colina sobre la que se asienta la fortaleza y sujetar las construcciones existentes, el Ayuntamiento de Quicena y la la Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón han organizado para el puente de la Constitución tres visitas guiadas y gratuitas con el fin de mostrar los edificios consolidados, la historia y evolución del recinto y las obras que van a llevarse a cabo. Serán los próximos días 7, 8 y 9 y partirán a las 11.00 desde la barrera de entrada al monumento.  

El alcalde de Quicena, Javier Belenguer, que será uno de los guías, ha indicado que  además de dar a conocer el monumento y su importancia dentro del Reino de Aragón, la intención "es mostrar los trabajos de reconstrucción que se han realizado los últimos 20 años y que están evitando el proceso de ruina que sufría esta construcción, a la que poco a poco le van devolviendo la dignidad". "Al mismo tiempo, enseñaremos los espacios donde está previsto actuar en un futuro próximo!, ha añadido". 

No será la primera vez que el castillo de Montearagón se muestra a los visitantes, ya que ha estado incluido en el  programa turístico Puertas Abiertas de la Comarca Hoya de Huesca. Para la visitarlo en este puente solo es necesario estar en el lugar indicado a la hora de la convocatoria "con ropa de abrigo y calzado cómodo".  "Queremos explicar lo que fue, es y será esta fortaleza, donde al año que viene deben empezar las obras de rehabilitación", ha indicado el alcalde de Quicena. Según ha dicho, el 22 de noviembre, el Ministerio de Cultura firmó el último visado del proyecto, por lo que las obras se tienen que licitar en unas semanas.   

Consolidar el cerro y limpiar las pintadas

Antonio Turmo, presidente de la Asociación Amigos del Castillo de Montearagón, ha recordado que este monumento sufrió un proceso de destrucción durante el siglo XIX, con la desamortización y que fue frente durante la Guerra Civil de España. Asimismo, ha apuntado que las intervenciones llevadas acabo en distintas fases por la propiedad en estos últimos 20 años han permitido que sea "una ruina arqueológica en lugar de un yacimiento". "A veces, da la sensación de que no se ha hecho nada, pero sí que se ha trabajo en el castillo", ha comentado el portavoz de la entidad.  

Desde 1998 hasta 2010 se han llevado a cabo obras de restauración por valor de 1,5 millones de euros. Es la misma cantidad que va a invertirse ahora para consolidar lo que queda de Montearagón. Turmo ha recordado que el proyecto cuyos trabajos tienen aún que licitarse comenzó a prepararse hace nueve años.  

A la demora del proyecto ha contribuido también la necesidad de incluir en el proceso la limpieza de las pintadas que aparecieron en muros y paredes en abril de este año 2019. Fue un acto vandálico que no solo indignó a los vecinos de Quicena y Huesca sino que requiere de un complicado y costoso sistema para eliminar los materiales con los que se han dañado las piedras, en muchos casos sillares del siglo XI.  

Según ha explicado el presidente de la asociación, la actuación se desarrollará en torno a tres ejes. Una de las intervenciones tiene como fin solucionar los problemas de estabilidad del cerro y del monumento: "Hay zonas del castillo con una altura equivalente a dos pisos bajo tierra y esos materiales empujan los muros".   Además, ha destacado las dimensiones del recinto y la cantidad de desagües que se construyeron para evacuar las aguas y , que ahora están anulados, ejerciendo presión también sobre las murallas y paredes. Turmo ha indicado que tras la obras, la topografía de la colina de piedra arenisca quizá cambie. A este respecto, ha apuntado que propondrán a los arquitectos que ofrezcan una o dos conferencias para explicar qué se va a hacer y por qué. 

Alrededor de 15.000 visitas al año

Las nuevas obras deben asimismo garantizar "una visita segura". Aunque no hay estadísticas, se calcula que cada año visitan el castillo, a escasos kilómetros de la ciudad de Huesca, entre 10.000 y 15.000 personas. "Hay un riesgo porque pueden producirse caídas a distintos niveles", ha alertado Antonio Turmo. El planteamiento es generar un circuito por el interior del recinto para minimizar ese peligro si se entra sin la compañía de un guía, así como "crear una estrategia de explicación a través de paneles.

El proyecto contempla también cerrar el perímetro de manera que haya un único acceso al castillo, al cual puede entrarse ahora desde distintos puntos.

Durante las visitas de este puente se mostrarán, además, los espacios que hasta el momento no habían sido de acceso público, salvo en contadas ocasiones, como el panteón real o el interior de la iglesia de Santa María. 

El castillo de Montearagón fue construido por el rey Sancho Ramírez para la conquista de Huesca. También fue abadía y del esplendor que tuvo durante siglos quedan el retablo mayor del templo, que está en el Museo Diocesano de la capital oscense y el sepulcro del rey Alfonso I el Batallador, que puede verse en una de las capilla del claustro de San Pedro el Viejo. 

Etiquetas
Comentarios