Despliega el menú
Huesca

huesca

La confianza de los empresarios de Huesca vuelve a valores negativos tras dos años

La patronal achaca este "ligero pesimismo" a la falta de un gobierno estable. Advierte, además, del riesgo que supondría subir el SMI hasta los 1.200 euros para sectores de la provincia como la limpieza o la agricultura.

Salvador Cored, secretario general de CEOS, Juan José Prado, vicepresidente, y Luis Cánovas, del Banco Sabadell, en la presentación del último Índice de Confianza Empresarial de Huesca.
Salvador Cored, secretario general de CEOS, Juan José Prado, vicepresidente, y Luis Cánovas, del Banco Sabadell, en la presentación del último Índice de Confianza Empresarial de Huesca.
Rubén Darío Núñez

"Ligero pesimismo". Esta es la conclusión que arroja el último Índice de Confianza Empresarial (ICE) de la provincia de Huesca correspondiente a 2019, que pondera la situación de los primeros seis meses del año y las perspectivas para el segundo semestre. Y es que después de dos años en valores positivos (4,7 en 2017 y 2,8 en 2018), ha vuelto a resultados negativos (-10,5), algo que la patronal achaca en gran medida a la falta de estabilidad en el Gobierno. Aun así, está todavía lejos de los peores datos que se registraron en plena crisis, en el año 2012, cuando este índice se desplomó hasta -43,8.

Los datos recopilados en base a las encuestas realizadas a 400 empresas de distintas comarcas, sectores y tamaños de la provincia han sido presentados este martes por Juan José Prado, vicepresidente de CEOS Cepyme Huesca, Salvador Cored, secretario general de la organización, y Luis Cánovas, en representación del Banco Sabadell. 

Entre los 10 indicadores que permiten vislumbrar la evolución de la economía altoaragonesa, los que más pesan a la hora de establecer el ICE son las ventas, el número de trabajadores y la inversión. Y todos ellos tienen resultados "preocupantes" ya que en los próximos seis meses el número de empresas que venderá menos a nivel nacional (33%) será mayor que en el primer semestre (22%), y lo mismo ocurrirá con las inversiones en maquinaria (76% frente al 53%) y nuevas tecnologías (80% frente al 70%); y también con la  disminución de empleados (9,4% frente al 5,8% de los primeros seis meses). Por sectores, la agroindustria es la que anuncia más inversiones en maquinaria, y la construcción en nuevas tecnologías. 

En cuanto al resto de indicadores, los precios y los costes de las materias primas se mantendrán estables, al igual que los costes de financiación y las reclamaciones de los clientes. Otra variable negativa son las importaciones ya que el 86% afirman que bajarán frente al 70% del primer semestre del año. 

Salvador Cored ha recordado que entre los años 2012 y 2017 se registró un "importante crecimiento" del Índice de Confianza Empresarial hasta recuperar los término positivos "aunque ha sido efímero, a pesar de noticias tan positivas como Pini en Binéfar, la vuelta del cuartel a Huesca con medios de Primera División o el proyecto de Amazon".

Por ello, el secretario general de la organización Savador Cored ha insistido en la necesidad de que haya pronto un Gobierno y también que sea estable "porque para las empresas, como para la economía, cuantas menos incertidumbres haya, mejor". No obstante, también ha advertido el "impacto" que tendría un posible coalición PSOE-Podemos si llevan adelante propuestas como una nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 1.200 euros. "Los agentes sociales tenemos acuerdos de negociación colectiva para subirlo hasta los 14.000 euros en el año 2020 y la mayoría de los convenios de la provincia lo cumplen, pero en otros como el agrícola y la limpieza es muy difícil y sería una catástrofe", ha rescalcado. También ha apostado por modificar más el Estatuto de los Trabajadores con acuerdo social que la reforma laboral.

Valoración del descenso del paro 

Por otra parte, desde la CEOS han aprovechado para valorar los últimos datos de paro de la provincia, que ha registrado un descenso interanual de 214 personas con lo que ya se acumulan seis años seguidos de bajadas. Cored ha destacado, además, que los cerca de 8.800 desempleados actuales son la mitad de los que había en 2012, cuando se alcanzó el pico más alto con 16.000. Además, ha valorado que Huesca sigue siendo una de las diez provincias españolas con menor tasa de paro con un 7,8%, según la última EPA. Ha explicado que la agricultura y los servicios son los dos sectores que más empleo. También ha valorado los aumentos interanuales de afiliación (2.800 personas más) y de contrataciones.   

Etiquetas
Comentarios