Despliega el menú
Huesca

la labor de los agentes forestales

Trabajos de altura para hacerle un nido al quebrantahuesos

Los APN habilitan en una pared vertical un nuevo refugio para una pareja de esta especie, después de que un derrumbamiento por las lluvias destruyera el anterior.

Dos de los especialistas con el nido habilitado para el quebrantahuesos.
Dos de los especialistas con el nido habilitado para el quebrantahuesos.
AAPNA

Agentes de Protección de la Naturaleza de Aragón, con apoyo del Grupo de Intervención en Altura (GIA) de este cuerpo han construido un nido para una pareja de quebrantahuesos que se había quedado sin refugio, después de que un desprendimiento ocasionado por las lluvias destruyera el que tenían. Es la primera vez que se hace en el caso de esta rapaz, y de esta manera garantizan que la pareja pueda volver a nidificar con seguridad.

Los trabajos se llevaron a cabo en el término municipal de Sabiñánigo, en la zona de la Guarguera, a principios de esta semana. Los agentes encargados del seguimiento de esta especie amenazada detectaron el derrumbe, que había afectado por completo al nido existente en la zona. Se inspeccionó para ver si la pareja podría encontrar otra localización alternativa pero finalmente se optó por construir uno cerca del anterior, según explicó uno de los intervinientes.

Para ello se buscó un lugar con una repisa, de difícil acceso para los depredadores, a unos 8 metros. "El problema en ese territorio es que no hay demasiadas paredes donde ellos lo puedan construir o que no resulte peligroso por los desprendimientos o los depredadores, y además permita el seguimiento por parte de los agentes", comentan los especialistas. En la operación, que requería acarrear material tanto para el nido como para el trabajo en altura, participaron tres miembros del Grupo de Intervención y tres APN de la comarca del Alto Gállego.

La operación requirió el apoyo del Grupo de Intervención en Altura.
La operación requirió el apoyo del Grupo de Intervención en Altura.
AAPNA

La construcción se hizo utilizando una estructura de hierro a la que se añadieron ramas y otros materiales que usan las aves. Han pasado pocos días y no han podido comprobar si les ha gustado su nuevo hogar, pero en otras especies y en otros lugares sí que ha funcionado, comentaron los expertos.

En España, el quebrantahuesos es una especie catalogada en peligro de extinción. Aunque en las dos últimas décadas se ha conseguido recuperar la población, e incluso extenderla a otros territorios desde la provincia de Huesca, todavía se ven muy afectada por factores como las intoxicaciones y tendidos eléctricos, la perdida del hábitat, la reducción de recursos alimenticios y los fracasos en la reproducción debidos a molestias humanas (batidas de caza, actividades deportivas).

Etiquetas
Comentarios