Despliega el menú
Huesca

sucesos en Huesca

Paran a un conductor que iba haciendo eses y se percatan de que sufría un ictus

La Policía Local de Huesca interceptó al hombre en uno de los accesos a Plhus por conducción anómala y tras realizar la prueba de alcholemia, que fue negativa, observaron que padecía un derrame cerebral o similar.  

El conductor enfermo fue interceptado en una rotonda de acceso a Plhus
El conductor enfermo fue interceptado en una rotonda de acceso a Plhus
Policía Local

Circulaba haciendo eses e invadiendo el sentido contrario de la marcha. Además, había colisionado contra un bordillo y reventado un neumático. Todo indicaba que la persona que iba al volante del vehículo no conducía en las mejores condiciones, pero ni él mismo se había dado cuenta de que lo que pasaba era que estaba sufriendo un ictus.  Afortunadamente y gracias a la colaboración ciudadana, se le pudo interceptar antes de que tuviera o provocara un accidente.  

Ha ocurrido este jueves en Huesca, en uno de los accesos a la Plataforma Logística Huesca Sur, Plhus, situada a escasos kilómetros del casco urbano. Varios conductores que circulaban cerca de dicho vehículo se vieron sorprendidos por la conducción anómala del mismo y dieron aviso a la Policía Local. Una patrulla se desplazó hasta el lugar indicado y pudo  interceptar el turismo.  

Los agentes consiguieron darle el alto en una rotonda de la carretera que se dirige hacia Plhus y procedieron entonces a realizar al conductor la prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado negativo. Fue en ese momento cuando los policías observaron que el hombre parecía estar sufriendo algún tipo de parálisis o ictus. Ante el interés mostrado por los agentes de la patrulla sobre su salud, el conductor, de unos 70 años, manifestó que se encontrarse bien. 

No obstante, los policías no quedaron conformes con su respuesta y decidieron solicitar la presencia de una ambulancia, que se acercó hasta el lugar de los hechos. Finalmente, el hombre fue trasladado hasta el hospital San Jorge de Huesca, situado en las cercanías. Tras recibir atención médica en el servicio de Urgencias del centro quedó confirmando que, efectivamente, el conductor había sufrido algún tipo de derrame cerebral o alguna patología similar. Probablemente, a ello se debieron las anomalías a la hora de dirigir el coche.  

Etiquetas
Comentarios