Despliega el menú
Huesca

huesca

Ligero descenso de espesores por la subida de temperaturas y las lluvias, aunque se esperan nuevas nevadas a final de semana

Las estaciones de esquí siguen conservando más de un metro en cotas altas y aseguran tener unas condiciones "espectaculares" para encarar el esperado puente de la Constitución y el mes de diciembre.

En el refugio de Lizara han amanecido este martes con 7 grados, 55 cm de nieve y cielos cubiertos.
En el refugio de Lizara han amanecido este martes con 7 grados, 55 cm de nieve y cielos cubiertos.
FAM

El Pirineo está viviendo una pequeña tregua meteorológica en este comienzo de semana después de las intensas nevadas que se había repetido en las dos últimas semanas. La subida de las máximas y las lluvias han provocado un ligero descenso de los espesores, que continúan superando los niveles medios para esta época del año, aunque se podrían volver a recuperar a final de semana ya que se espera la llegada de más nieve a cotas altas. 

El mercurio se disparó este lunes en algunas localidades del norte de la provincia hasta los# 14 grados como Torla, Bielsa y Benasque. Hecho se quedó en 13, Aragüés del Puerto en 12, Biescas en 11 y Canfranc en 8. Además, a primera hora de la tarde las temperaturas en los refugios, por encima de los 2.000 metros, también fueron positivas: 4ºC en Renclusa, 5ºC en Respomuso y Góriz y 3ºC en Llauset. Y este martes todavía podrían subir un poco más. 

Los últimos informes meteorológicos de estos albergues de montaña constatan la bajada de los espesores en cotas altas en este comienzo de semana. Así, Respomuso ha pasado de 128 a 118 cm, Casa de Piedra de 70 a 55, Bachimaña de 85 a 79, Lizara de 65 a 55 y Góriz de 19 a 17. Todo ello consecuencia de un aumento de las máximas que ronda los 4 grados de media y algunas lluvias. 

Cabe recordar que entre semana solo están abiertas las estaciones de esquí de Formigal y Candanchú, mientras que Astún funcionará de forma continuada a partir del día 29 y Panticosa y Cerler lo harán a partir del día 30. Ese día también estrenarán la temporada los dos centros de Teruel, Javalambre y Valdelinares.

Desde el grupo Aramón aseguran que pese a esta subida puntual de las máximas, las temperaturas previstas para esta semana son normales para la época y que aunque está previsto que caiga "alguna gota", los modelos también pronostican nieve y sol. Además, recalcan que en cotas altas se conservan espesores por encima del metro gracias a las copiosas nevadas de este mes y, por tanto, están en unas condiciones "espectaculares" para encarar el esperado puente de la Constitución y el mes de diciembre.

La Agencia Estatal de Meteorología sitúa la cota de nieve este martes por encima de los 2.600 m, pero el miércoles volverá a descender incluso a los 1.700 m con precipitaciones más probables en los macizos occidentales. El jueves, volverá a repuntar la cota ligeramente hasta llegar a los 2.000 m al final de la jornada. Y el viernes se mantendrá en esa misma corta, aunque las nevadas serán más débiles. El domingo y el comienzo de la próxima semana podría traer nuevas nevadas y, de momento, los pronósticos para el puente parecen favorables. 

La Aemet confirma que el manto de nieve es continuo desde cotas bajas en la mitad occidental del Pirineo oscense, y más escaso en la parte oriental aunque al ascender a cotas más elevadas la innivación es mayor, tanto en extensión como en grosor. En general, los espesores totales rondan los 50 cm a unos 1.300 metros en la zona occidental y los 120 cm por encima de los 2.200 metros. En el área oriental, oscilan entre 15 y 35 cm por debajo de 1.800 metros y rondan los 50 cm a unos 2.200 metros.

Riego de aludes

En las últimas 24 horas se había observado un alud de nieve vieja húmeda de tamaño pequeño en la Jacetania, con altitud de salida comprendida entre 1.750 y 2.000 m. Además, en el Alto Gállego también se han divisado grietas en el manto a 2.000-2.250 metros de altitud y varios aludes pequeños de nieve reciente húmeda con salida a 2.500-3.000 m. El riesgo de avalanchas se mantiene en nivel 3 por encima de los 2.000 m.

La técnico experta en aludes Rocío Hurtado advierte que tras la fría nevada del pasado fin de semana, cualquier cambio brusco como una subida de temperaturas o lluvias tiene un efecto "inmediato" negativo en la estabilidad del manto, por lo que es previsible el desencadenamiento de avalanchas en cotas bajas y medias, porque es donde los valores térmicos son más altos.

Etiquetas
Comentarios