Despliega el menú
Huesca

acto de presentación

Atades Huesca se transforma en Valentia 

La ONG presenta una nueva imagen y una nueva estructura para reforzar su liderazgo en el sector de la discapacidad intelectual.

Autoridades y responsables de Valentia con la nueva imagen.
Autoridades y responsables de Valentia con la nueva imagen.
Heraldo

Atades Huesca, la organización sin ánimo de lucro, es desde este martes Valentia, una nueva imagen y una nueva estructura con la que pretende reforzar su liderazgo en el sector de la discapacidad intelectual. Su presidente, Lorenzo Torrente, acompañado de la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, han presentado ante más de 700 personas, entre usuarios, familiares, socios, voluntarios trabajadores y las principales entidades del tercer sector, una nueva identidad "más positiva, abierta y flexible para seguir siendo únicos".

"El nuevo nombre y la nueva imagen nos representa a todos y recoge la experiencia de una entidad que ha sido líder durante más de medio siglo", ha explicado el presidente. "Durante más de cincuenta años ha evolucionado la sociedad y han cambiado las necesidades hacia un modelo mucho más flexible, como nuestra nueva imagen. Una nueva identidad que da cabida a tres entidades: Valentia, Valentia Social y Valentia Tutelar para conseguir el desarrollo de una auténtica vida plena para las personas con discapacidad intelectual", ha añadido.

"Atades Huesca ha acompañado a una generación a lo largo de toda su vida. Ha hecho realidad el propósito con el que la crearon los promotores: la seguridad de una vida digna para sus hijos. Hoy proponemos revalidar ese compromiso: ofrecer una nueva marca capaz de sostenerse sobre los mismos valores pero adaptada a las necesidades de hoy y a las de las generaciones futuras", ha asegurado Torrente.

La Consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha agradecido el apoyo de la sociedad oscense y aragonesa en un momento de máxima importancia para la entidad. Ha recordado que los pioneros fueron soñadores y valientes y que la nueva denominación, Valentia, se asienta sobre su trabajo. Ha destacado que el cumplimiento de la Ley de Servicios Sociales permite que todas las personas, vivan donde vivan, puedan desarrollar un proyecto de vida y para ello, la colaboración de las entidades sociales resulta fundamental. Y en este sentido, ha concluido, que "la Administración con Valentia tiene mucho por recorrer".

Por último, la Concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Huesca, Rosa Serrano, ha destacado que es necesario reconocer el camino recorrido y ha felicitado por los años pasados y por las infinitas historias que tengan que venir.

El cambio de identidad se enmarca en el nuevo plan estratégico de la organización y se sustenta en la necesidad de ofrecer una atención más individualizada, que permita a cada persona desarrollar una vida plena. Por eso, la nueva estructura se articula en torno a tres nuevas organizaciones.

Una es Valentia, presidida por Lorenzo Torrente. La fundación asistencial atiende a más de 500 personas con discapacidad intelectual, y cuenta con más de 300 trabajadores en sus once centros residenciales, de ocio y ocupacionales, así como viviendas tuteladas en Huesca, Jaca, Boltaña, Fraga, Monzón y Barbastro. Y que emplea además a 77 personas con discapacidad intelectual en el centro especial de empleo.

Valentia Social, que hereda el carácter asociativo de Atades Huesca y reúne a socios, voluntarios y familias, además de impulsar la colaboración de empresas socialmente responsables en torno siempre a la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual. Al frente de la presidencia continúa Lorenzo Torrente que ha sido presidente de la asociación desde que recogiera en 2009 el testigo tras el fallecimiento de su padre, Ramón Torrente.

Y Valentia Tutelar, presidida por Mª Dolores Pascual. Una fundación que ejerce la protección y representación legal de más de 40 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que no cuentan con otro apoyo familiar o social y ofrece orientación y asesoramiento a todas aquellas personas que ejerzan a su vez la tutela de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

El proceso que ha dado lugar a un nombre y una imagen, se ha desarrollado durante más de cuatro meses y ha contado con una amplia participación de los miembros de los patronatos y la junta de cada una de las organizaciones. Fruto de este proceso, surge una nueva imagen. Una imagen que transmite conceptos como impulso, avance y positividad junto a una gráfica ligera y fluida. Y una propuesta cromática que recoge el peso de la trayectoria resumida en el sobrio azul oscuro del logotipo original pero se combina con una paleta de colores que integra una inmensa diversidad en la que cabemos todos. 

Respecto al nombre, la organización destaca que se inspira en el concepto de valentía, la cualidad compartida por todas las personas que forman la entidad.

Etiquetas
Comentarios