Despliega el menú
Huesca

Ayuntamiento de Huesca

Convertirse en árbol después de morir o los ecofunerales como nueva tendencia

El grupo de Con Huesca Podemos Equo presenta al pleno municipal una moción para que se habilite en el cementerio un terreno destinado a los ecofunerales o enterramientos alternativos.

Convertirse en árbol es una nueva opción después de morir.
Convertirse en árbol es una nueva opción después de morir.
Pixabay

¿Qué es mejor? ¿Talar un árbol para hacer un ataúd y enterrarse con él o convertirse en árbol tras sepultar una urna biodegradables con nuestras cenizas? Depende de cada uno, por supuesto. No obstante, la tendencia indica que las cremaciones van ganando terreno como opción y, como consecuencia, aparecen nuevas fórmulas para depositar las cenizas tras la incineración. 

El grupo de Con Huesca Podemos Equo del Ayuntamiento oscense llevará al próximo pleno una propuestas para que la capital oscense se sume a las localidades españolas y del resto de Europa que ya han habilitado espacios para ello con el fin de que esos restos se conviertan en un árbol. Se propone además adecuar la ordenanza municipal de Cementerios para que este tipo de enterramientos puedan llevarse a cabo.

El concejal Óscar Sipán ha explicado que, según datos de la Asociación Nacional de Servicios Funerarios, un 40% de la población opta por la incineración, y se estima que en 2025 alcanzará el 60%. En lo que va de año, más de 300 personas se han incinerado en la ciudad de Huesca. El edil ha precisado que no existe una normativa única estatal ni homogénea, y son las normas autonómicas e, incluso, las propias ordenanzas municipales de medio ambiente y/o de cementerios, quienes legislan sobre el tema. "Este sistema solucionaría problemas de espacio y medioambientales", ha señalado. 

Según ha dicho, la normativa autonómica que regula el ámbito de la sanidad mortuoria establece las exigencias legales solo hasta el momento de la entrega de las cenizas. "El traslado de las cenizas y su ulterior depósito no requerirá control sanitario", indica la ordenanza de Servicios Funerarios y Cementerios de Aragón.

Óscar Sipán, concejal de Con Huesca, durante la presentación de la propuesta de ecofunerales
Óscar Sipán, concejal de Con Huesca, durante la presentación de la propuesta de ecofunerales
Rafael Gobantes

Sipán ha detallado que las cenizas funerarias son un material inerte compuesto por celulosa, sales de calcio y potasio, taninos, fosfatos y carbonatos, entre otros elementos; al igual que ocurre con la madera, las cenizas pueden ser utilizados como fertilizante.

"Las posibles sustancias tóxicas que puedan desprender los cuerpos durante la cremación se volatilizan por la elevada temperatura alcanzada en el horno", ha añadido. Los gases tóxicos como dioxinas o mercurio, entre otros, son atrapados por los filtros de los hornos crematorios, siempre y cuando éstos cumplan con la normativa medioambiental, como es el caso de Huesca. 

La propuesta que se lleva a pleno, incide en que cada vez más ayuntamientos habilitan terrenos y espacios para la deposición de las cenizas de los difuntos. Como norma general, se han plantado jardines o pequeños bosques donde esparcir las cenizas o enterrar las urnas biodegradables homologadas por Sanidad. Es el caso de Roques Blanques en Barcelona, el cementerio de Seu d'Urgell (Lérida) o el Bosque del Recuerdo en el camposanto de Derio (Bilbao). "Son urnas que portan una semilla que se convierte en un árbol", ha explicado el concejal. En Francia, es muy conocido el cementerio natural de Niort , donde se ha creado un bosque que se ha convertido en refugio ornitológico. 

En opinión de Sipán, "hay algo bonito en pensar en la muerte como parte de un ciclo natural: cuando nuestro cuerpo se descompone, nuestras células forman parte de la tierra. Pensar que la materia se transforma nos puede ayudar a vencer el tabú y el miedo que nos provoca morir". 

El Ecofuneral, o enterramiento alternativo, es una evolución dentro de los servicios funerarios con opciones ecológicas certificadas en la gestión de los recursos: ataúdes de madera certificada y sin barnices tóxicos, incineración sin tóxicos, urnas biodegradables, utilización de tanatorios con gestión ambiental, utilización de flores…, según ser recoge en la moción.

El grupo de Con Huesca Podemos Equo comentó esta idea con una empresa laboral de discapacitados del la ciudad. "Sabemos que están negociando con alguna firma para que estas urnas se puedan fabricar aquí, lo que supondrá la creación de puestos de trabajo", ha explicado Sipán. Asimismo, ha indicado que en el cementerio de Huesca se podría utilizar para los ecofunerales el espacio de la entrada por la parte nueva, un lugar de unos 560 metros cuadrados donde está previsto plantar árboles.  

Etiquetas
Comentarios