Despliega el menú
Huesca

El Centro Atlético Monzón celebra sus bodas de brillantes

Edita un libro en el que se repasa la trayectoria de un club en estos 75 años que ha dado 4 olímpicos.

Un momento de la celebración.
Un momento de la celebración.
José Luis Pano

El atletismo montisonense escribió este sábado una nueva página de su historia con la celebración de una comida homenaje para celebrar el 75 aniversario del Centro Atlético Hinaco Monzón en el restaurante Piscis que reunió a unos 150 comensales: desde veteranos atletas, promesas, directivos de varias épocas, jueces, entrenadores, patrocinadores y autoridades. Entre ellos los cuatro olímpicos que ha dado gloria a un club surgido en una población de mediano tamaño: Javier Moracho, Álvaro Burrell, Eliseo Martín y Javier Gazol.

Faltaban los jóvenes olímpicos del FOJE como Pol Oriach que se subía al pódium en el cross de Atapuerca ocupando el segundo lugar, así como otro gran atleta, Armando García que se imponía en el XV duatlón Ciudad de Monzón disputado también otra tarde.

Pero aun con todo, ha sido una tarde para celebrar y recordar gestas como las medallas en competiciones internacionales de Moracho o Martín, la incorporación de la mujer al deporte rey, el ascenso a Primera división de las chicas o el de División de honor de los chicos, los títulos de los veteranos en cross, la celebración de torneos europeos sobre el tartán montisonense, …

"La evolución del club ha sido muy buena. Hay un equipo muy majo de atletas, entrenadores, ayudantes, jueces, … Cuando empezamos íbamos más apurados que ahora. Con menos dinero y peores pistas, pero buenos atletas sí que había, igual que ahora. La clave ha sido una cuestión de directivos, porque hay que representar a los atletas y estar encima de ellos, y de contar con una buena pista", explica Paco Manau, de 86 años, y que fue el tercer presidente en la década de 50.

El actual presidente, José Antonio Andreu, calificaba la jornada como de "especial. Queríamos juntar a miembros de varias épocas y pasar un día agradable. Para el club es importante contar con la presencia de estos cuatro olímpicos, pero también ha habido otros hitos como las marcas de Antonio Monter en 1958 que bajó de 100 metros en 11 segundos y saltó más de 7 metros en longitud. Ahora mismo si cogiéramos los rankings de España actuales a lo mejor, con los materiales de la época, sólo lo conseguían como mucho tres atletas. Los ascensos de las chicas a Primera División, los chicos a División de honor, los resultados de los chavales de la escuela, … Son cosas que marcan la historia del club como las medallas de Moracho en Madrid o de Martín en París. Son hitos". Precisamente el fondista Eliseo Martín acudía en su doble representación de olímpico y concejal de Deportes: "Somos una gran familia y hemos escrito capítulos de grandes logros pero sobre todo de un grupo humano que ha remado en el mismo sentido. 75 años son muchos tirando del carro e igual en España igual no hay ningún club que tenga esta edad en la actualidad. Se han conseguido logros muy importantes para una localidad pequeña".

"Implicación de la gente"

El anterior alcalde de esa localidad, el decatleta Álvaro Burrell, valoraba la "implicación de la gente porque su familia pudiera competir. Este 75 aniversario debería ser un agradecimiento para todas esas personas que han mantenido el club en diversos ámbitos para que pudiéramos practicar atletismo".

El olímpico más veterano, el vallista Javier Moracho, no quiso perderse la fiesta y recordaba su participación en las ceremonias "del 25 y 50 aniversario. Ojalá lleguemos al 100. Éste un club con gran arraigo en toda la comarca y un referente a nivel nacional. El Centro Atlético Monzón se conoce en todos los sitios, no sólo por los éxitos de los cuatro olímpicos si no por la cantidad de campeones de España y el gran ambiente que hay a lo largo de la historia".

Y el olímpico más joven, el pertiguista Javier Gazol, de Lanaja, se mostraba orgulloso de la vinculación con este club del Cinca Medio. "Mi padre era del club y ya me inculcó desde pequeño formar parte de esta familia que es un ejemplo", afirmaba.

A todos los asistentes se les entregó un discóbolo en 3D, imagen del club, así como un libro realizado por el periodista local Francisco José Porquet, que ya firmó el ‘Efecto Monzón’ con motivo del 60 aniversario.

El autor del libro destacaba el gran impacto social que ha tenido el atletismo en Monzón como por ejemplo "la incorporación de las mujeres atletas en los años 60 con Rosita Sierra como punta de lanza junto a otras chicas bajo la tutela de Ernesto Bribián –el fundador del club-". Porquet también valora el carácter integrador con atletas de las localidades vecinas y la implicación de todas las instituciones a la hora de crear una pistas de atletismo que supusieron un antes y un después.

Unas pistas de atletismo que dejan en estos momentos un sabor amargo a esta celebración ya que el tartán colocado por la empresa Mondo presenta fallos que impiden la práctica del atletismo. El Ayuntamiento está en conversaciones con la empresas en busca de una solución como aseguró el alcalde Isaac Claver: "Es una lástima que las pistas no estén a disposición del club pero nos tenemos que quedar con lo positivo y es que este club es el mejor embajador de Monzón. Son una referencia nacional y como ciudad debemos de sacar pecho del trabajo bien hecho y de todos los valores que representa. Desde el Ayuntamiento les seguiremos apoyando para que sigan cumpliendo muchos más años".

Etiquetas
Comentarios