Despliega el menú
Huesca

el conflicto de los bienes

El Museo de Lérida reclama 358.435 euros a la orden de Sijena por conservar sus obras

Las 44 piezas regresaron al monasterio por orden judicial hace casi dos años, pero el Consorcio del museo catalán les sigue exigiendo la deuda.   

23 de enero. El cuadro de Sijena que todavía no había devuelto el Museo de Lérida regresa a casa. El dispositivo de traslado se desarrolló de forma rápida y tranquila, a diferencia de lo ocurrido el 11 de diciembre de 2017.
Una de las obras devueltas al monasterio de Sijena procedente de Lérida.
Rafael Gobantes

Los tribunales han vuelto a frenar la pretensión del Consorcio del Museo de Lérida Diocesano y Comarcal, que desde 2016 ha entablado varios pleitos contra la orden de San Juan de Jerusalén, propietaria del monasterio de Sijena, para reclamarle lo que considera una deuda por los gastos de conservación y gestión de las 44 obras de arte propiedad de las religiosas que el espacio museístico catalán tuvo en su poder durante décadas. Esta cantidad asciende, según sus peritos, a 358.435 euros. 

Las 44 piezas están ya en el monasterio de Sijena, tras un exilio que duró casi 50 años.  Regresaron de Cataluña el 11 de diciembre de 2017, después de que el juzgado número 1 de Huesca anulara las ventas realizadas por las religiosas a la Generalitat. No fue fácil ejecutar la sentencia por la oposición del Museo de Lérida y de los consejeros de Cultura del Gobierno catalán, por lo que hubo que ir con auxilio de la Guardia Civil.      

El regreso no frenó el proceso del Consorcio contra las dueñas del monasterio, la orden de Jerusalén (actualmente no ocupa el monumento, cedido a la orden de Belén). Primero abrieron un proceso en un juzgado de Rubí, porque la orden tiene ahora su sede en la localidad barcelonesa de Valldoreix, pero este juzgado dejó la demanda en suspenso mientras el Tribunal Supremo no se pronuncie definitivamente sobre la nulidad de las ventas. Luego, lo intentó en el número 5 de Lérida, que el año pasado sobreseyó la causa al entender que el asunto era cosa juzgada y ya se tramitó en Rubí. Esta decisión se recurrió y el pasado 15 de octubre la Audiencia Provincial de Lérida desestimó el recurso de apelación del Consorcio del Museo. 

La Audiencia dice que en los dos casos se discute lo mismo: si el Museo tenía derecho de retención de las 44 piezas como garantía del pago por las deudas (gastos de conservación y gestión de los bienes). La defensa de la orden religiosa ha mantenido que no existe el citado derecho ni la deuda.

Este es solo uno de los muchos frentes judiciales abiertos por la Comunidad vecina sobre el tesoro artístico del monasterio de Sijena. La nulidad de las ventas está pendiente del pronunciamiento del Supremo, y Audiencia Provincial de Huesca debe resolver la apelación sobre el fallo que obliga al Museo Nacional de Arte de Cataluña a devolver las pinturas murales de la sala capitular. 

Etiquetas
Comentarios