Despliega el menú
Huesca

DOS AÑOS DESPUÉS DEL REGRESO DE LOS BIENES

Los cinco litigios de Sijena pendientes, uno a uno

Desde la presentación de la primera demanda hace siete años se han sucedido los pleitos por los bienes del monasterio. Aragón ha ido ganando todas las batallas judiciales a Cataluña, pero todavía no hay ninguna sentencia firme.

El 'exconseller' Santi Vila, contra el que pesa un proceso penal por no entregar los bienes.
El 'exconseller' Santi Vila, contra el que pesa un proceso penal por no entregar los bienes.
Pablo Segura

La disputa por los bienes de Sijena arrastra todavía cinco litigios distintos. Aragón ha ganado por ahora todas las batallas judiciales emprendidas, pero siete años después de la presentación de la primera demanda no hay aún ninguna sentencia firme. El primer fallo favorable al Gobierno aragonés y al Ayuntamiento de Villanueva de Sijena por la nulidad de las ventas a la Generalitat y al Museo Nacional de Arte de Cataluña data del año 2015. El segundo, relativo al levantamiento del depósito de las pinturas murales de la sala capitular, se dictó en 2016. Ninguno es definitivo, ya que los abogados de Cataluña agotan todas las vías legales que tienen a su disposición, en una sucesión interminable de recursos.

La primera sentencia está ejecutada y las más de 90 piezas vendidas ilegalmente llevan dos años custodiadas en el monasterio. Sin embargo, el asunto no está zanjado en los tribunales. El recurso de casación ante el Supremo sigue pendiente de admisión desde enero de 2018.

En la segunda, han pasado tres años desde la decisión del juez de primera instancia y ni siquiera el siguiente órgano, la Audiencia de Huesca, se ha pronunciado sobre las pinturas murales. Como en otros casos, con toda seguridad el asunto llegará al Supremo.

La colección artística del monasterio de las monjas sanjuanistas ha dado mucho trabajo a los jueces desde que hace más de 20 años, a raíz de la modificación de los límites diocesanos y la negativa de Lérida a devolver los bienes religiosos, se supo que una parte del tesoro de Sijena se habían vendido a la Generalitat. Y es que además de esos dos procedimientos principales, hay otros colaterales. Sin contar la otra vía emprendida por el Obispado de Barbastro-Monzón para recuperar 111 obras propiedad de las parroquias de la zona oriental también retenidas en el Museo de Lérida. El juicio se celebró en mayo y sigue pendiente de sentencia en primera instancia.

Cinco procesos que parecen no tener fin

1

La nulidad de las ventas, en la puerta del Supremo.  

La sentencia del juzgado número 1 de Huesca, del 8 de abril de 2015, que declaró ilegal la venta de 97 obras de arte todavía no es firme. El fallo ya se ejecutó: 51, depositadas en el MNAC, se entregaron voluntariamente, y el resto, las del Museo de Lérida, hubo que ir a buscarlas con la Guardia Civil y llegaron al monasterio el 11 de diciembre del 2017. Sin embargo, habrá que esperar a que el Tribunal Supremo se pronuncie.
​Las partes llevan casi dos años aguardando sino simplemente a que decida si admite o no a trámite el recurso presentado en enero de 2018 por la Generalitat de Cataluña, el MNAC y el Museo de Lérida. En ese momento imperaba en Cataluña el artículo 155 y le llovieron las críticas al ministro Íñigo Méndez de Vigo (máximo responsable de la consejería de Cultura), por permitir a la Generalitat la presentación de un recurso de casación y otro de infracción procesal contra el fallo de la Audiencia Provincial del 30 de noviembre de 2017, que confirmó el del juzgado número 1 de Huesca. También recurrieron el Museo Nacional de Arte de Cataluña y el Consorcio del Museo de Lérida.
​Mientras tampoco se puede resolver la cuestión de las costas procesales. Solo el traslado de las obras de arte desde Lérida ascendió a 12.932 euros.

2

Tres años esperando el recurso de las pinturas murales.

El otro gran litigio de Sijena, el de las pinturas murales arrancadas del monasterio y trasladadas en 1936 a Barcelona, también sigue sin sentencia firme. El fallo data del 5 de julio de 2016, pero en este caso el retraso aún es mayor porque todavía no se ha resuelto el primer recurso, ante la Audiencia Provincial de Huesca. Además, a diferencia de las 97 obras de arte, la juez decidió no ejecutar el fallo, atendiendo a la "extrema fragilidad" de los frescos, mientras no sea firme. Considerando que luego llegará el recurso de casación se da por seguro que no regresarán al monasterio en 2023 para la conmemoración del centenario de su declaración de como Monumento Nacional.

3

La artimaña de abrir un proceso en Cataluña.

El empeño de la Generalitat en dilatar el conflicto en los tribunales le llevó a abrir otro pleito presentando una nueva demanda en un juzgado de Barcelona para intentar retener las pinturas murales. La artimaña pasaba por intentar hacer valer un contrato de 1992 firmado por el entonces consejero de Cultura catalán, Joan Guitart, y la priora de Valldoreix, Pilar Sanjoaquín, que ya se demostró que carecía de potestad sobre los bienes del cenobio. Pero ese juzgado de Barcelona aceptó los argumentos de los letrados de la comunidad de monjas de Sijena y el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena y el caso pasará a los juzgados oscenses. Aquí tiene pocas probabilidades de prosperar, pues ese documento ya fue invalidado al demostrarse que la religiosa carecía de potestad alguna sobre los bienes de Sijena y además era un contrato de comodato, es decir, de préstamo de uso, que no de cesión de propiedad.

4

Lérida reclama 358.435 euros a las monjas por conservar sus obras.

Los tribunales han vuelto a frenar la pretensión del Consorcio del Museo de Lérida Diocesano y Comarcal, que desde 2016 ha entablado varios pleitos contra la orden de San Juan de Jerusalén, propietaria del monasterio de Sijena, para reclamarle lo que considera una deuda por los gastos de conservación y gestión de las 44 obras de arte propiedad de las religiosas que el espacio museístico catalán tuvo en su poder durante décadas. Esta cantidad asciende, según sus peritos, a 358.435 euros. Primero abrieron un proceso en un juzgado de Barcelona (provincia donde la orden tuvo su sede), que dejó la demanda en suspenso mientras el Tribunal Supremo no se pronuncie definitivamente sobre la nulidad de las ventas. Luego, lo intentó en el número 5 de Lérida, que el año pasado sobreseyó la causa al entender que el asunto era cosa juzgada y ya se tramitó en Barcelona. Esta decisión se recurrió y el pasado 15 de octubre la Audiencia Provincial de Lérida desestimó el recurso.

5

El proceso penal contra los ‘exconsellers’.

La batalla legal por recuperar los bienes de Sijena también ha dado lugar a un proceso penal, seguido en el juzgado número 3 de Huesca, contra los ‘exconsellers’ de la Generalitat de Cataluña Santi Vila y Lluís Puig (que está exiliado), por hacer caso omiso a las reiteradas órdenes de la magistrada del juzgado nº 1 para que devolvieran las piezas de este monasterio, tal y como establecía una sentencia. La Fiscalía solicita para ellos penas de dos años de inhabilitación especial para ejercer cargo público por un presunto delito de desobediencia a la autoridad judicial, y multa de 18 euros diarios durante 11 meses (5.940 euros).

Etiquetas
Comentarios