Despliega el menú
Huesca

medio ambiente 

Francia difunde las imágenes captadas por las cámaras de seguimiento de los osos

La Oficina Nacional de Caza y Fauna Salvaje ha hecho públicas las grabaciones, una de las cuales podría corresponder a Canelito, el único que mantiene genes de la especie autóctona.

Canelito es hijo de Neré y la última osa autóctona.
Canelito, hijo de la última osa autóctona, podría ser uno de los que aparece en el vídeo.
ONCFS

La Oficina Nacional de la Caza y la Fauna Salvaje de Francia, encargada del seguimiento de los osos pardos, acaba de difundir un resumen de las imágenes captadas en los últimos meses por sus cámaras de vigilancia, que graban de manera automática el paso de los animales. Los vídeos permiten ver a varios ejemplares, a los que no se identifica, aunque uno de ellos, el grabado en Saint Lary Soulans, cerca de Bielsa, podría ser Canelito, el último con genes de la especie autóctona, al que se le había perdido la pista. Nació a principios de 2004, el mismo año que su madre, Cannelle, fue tiroteada en Urdós.

La mayoría de las imágenes corresponden al Pirineo central, donde se concentra la mayor población. Según el último informa del Grupo para el Seguimiento Transfronterizo de la especie en los Pirineos, del que forman parte técnicos de la ONCFS francesa, la Generalitat, los gobiernos de Aragón y Navarra y el del valle de Arán, los datos de genética, de fotografías y vídeos automáticos y de observaciones detectaron el año pasado un mínimo de 40 individuos. Además, hubo dos camadas, una con dos oseznos y otra con tres. Sin duda el censo se revisará al alza, cuando los técnicos confirmen el nacimiento de crías. Según algunas fuentes, este año podría haber habido cinco camadas.    

Cabe recordar que Sorita, una de las osas liberadas hace un año en Francia, parió dos oseznos, pero un macho los mató. Tanto ella como Claverina se mueven entre los valles franceses y aragoneses, y de hecho eligieron estos para su hibernación. Claverina es la que provocó el despeñamiento de 80 ovejas en Ansó a finales de septiembre.  

Faltan todavía algunas semanas para el inicio del letargo invernal, que se inicia a finales de noviembre y principios de diciembre, y que pondrá fin a un periodo especialmente conflictivo debido a los ataques a rebaños y colmenas, que en Aragón se ha multiplicado por cinco, pasando de los cinco incidentes de 2018 a los 24 comprobados en lo que va de año. 

Etiquetas
Comentarios