Despliega el menú
Huesca

huesca

La alberca de Alboré abre una nueva temporada de observación de las grullas

Entre noviembre y marzo se puede conocer de cerca el comportamiento de estas aves, que llegan por miles a un espacio natural único en la Hoya de Huesca.

De izquierda a derecha, Roberto Orós, Idoya Álvarez y Pablo Vallés.
De izquierda a derecha, Roberto Orós, Idoya Álvarez y Pablo Vallés.
Rafael Gobantes

La alberca de Alboré, en el municipio de Montmesa, se ha convertido en los últimos años en un espacio de referencia tanto para los amantes de las aves como para aquellas familias que desean pasar una jornada conociendo más de cerca un espacio natural único en Huesca y que inicia ahora, con el otoño avanzado, su nueva temporada. Y de nuevo con las grullas como invitadas estrella. El centro de interpretación abre sus puertas este mes de noviembre y reivindica la importancia y peculiaridad de su humedal, al que estarán dedicadas varias de sus actividades.

Sus impulsores consideran que todavía hay rincones poco conocidos y organizarán por ello visitas a sus tres ecosistemas: el humedal, el bosque de pino piñonero y la zona estepárea. La alberca de Alboré atesora el bosque de tamarices más grande Aragón, así que el interés no solo residirá en mirar al cielo en busca de las grullas. Se han llegado a registrar 11.000 ejemplares de esta ave, en enero de 2018, y una media de 4.000 entre los meses de noviembre y enero, cuando comienza su migración hacia el norte de Europa.

“Siempre migran en las mismas épocas y llegan con algo más de retraso porque encuentran alimento en Europa, sobre todo en Francia, pero ya se han empezado a ver”, ha advertido durante la presentación de las actividades Pablo Vallés, guía y dinamizador del centro de interpretación. Además, este experto ha corroborado en estos cuatro años de actividad que “los visitantes están muy concienciados sobre lo que puede hacerse y lo que no, y tienen mucho cuidado. Además, estamos esperando una ayuda económica a través de la nueva PAC”.

El centro de visitantes se abrirá todos los fines de semana y festivos de 10.00 a 16.00 de forma ininterrumpida del 1 de noviembre al 29 de marzo. Asimismo, los sábados, domingos y festivos a las 16.00 tendrá lugar una visita guiada para observar el dormidero de las grullas, y el último fin de semana de febrero y el primero de marzo se programarán actividades especiales de observación de la migración de 8.00 a 20.00.

Los primeros sábados de cada mes, los días 2 de noviembre, 7 de diciembre, 4 de enero y 8 de febrero, tendrá lugar una salida guiada para recorrer el sendero verde y conocer los tres ecosistemas de la alberca de Alboré. Esta campaña se va a colaborar con el Grupo Ornitológico Oscense para realizar, mediante el anillamiento científico, un estudio de las especies de aves paseriformes invernantes de la alberca; será en las mañanas del 23 de noviembre, 21 de diciembre y 18 de enero.

La Comarca de la Hoya de Huesca colabora en esta iniciativa con una aportación económica de 6.000 euros. El consejero del área de Turismo y Desarrollo, Roberto Orós, ha destacado que “este espacio natural permite desestacionalizar el turismo que llega aquí entre los meses de septiembre y diciembre”. La alcaldesa de Lupiñén-Ortilla, Idoya Álvarez, ha resaltado la importancia de “poner en valor la alberca por su valor turístico y ecológico”.

Etiquetas
Comentarios