Despliega el menú
Huesca

huesca

Piden 250.000 euros de fianza conjunta al asesino confeso de Naiara, a la abuelastra y al padrastro ante una posible condena

La juez de Jaca ha cerrado definitivamente la instrucción tras recibir los escritos de calificación de todas las partes y traslada el caso ahora a la Audiencia Provincial para que ponga fecha al juicio con jurado. 

Imagen de Iván Pardo en su última declaración en el juzgado de Jaca
Imagen de Iván Pardo en su última declaración en el juzgado de Jaca
Laura Zamboraín

Después de más de dos años de investigación y de un sumario de 3.000 folios, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Jaca ha cerrado definitivamente la fase de instrucción del caso del asesinato de Naiara, la niña de 8 años que murió en julio de 2017 en Sabiñánigo tras ser brutalmente torturada por su tío, Iván Pardo, como castigo por no saberse la lección: la maniató, le pegó con los puños, botas y un cinturón, la sometió a descargas eléctricas y la golpeó contra el suelo, entre otras agresiones. La autopsia arrojó hasta 56 lesiones externas y que la causa final de la muerte fue un traumatismo craneoencefálico severo. Ahora ha trasladado ya el caso a la Audiencia Provincial de Huesca para que pueda fijar ya la fecha de juicio con jurado, que previsiblemente tendrá lugar ya el próximo año.

La juez de Jaca, además, reclama al asesino confeso, Iván Pardo, y a los otros dos acusados por malos tratos (la abuelastra Nieves Pena y el padrastro Carlos Pardo) que abonen en un plazo de 24 horas una fianza de 250.000 euros conjunta y solidariamente para hacer frente al pago de una responsabilidad civil en caso de ser condenados. En caso que no abonen el importe exigido, se decretará el embargo de sus bienes "en cantidad suficiente para asegurar dichas responsabilidades", advierte.  

La instructora ha dado este último paso después de que las partes hayan presentado sus respectivos escritos de calificación. La Fiscalía pide para Iván Pardo la prisión permanente revisable por un delito de asesinato agravado y otros 3 años de cárcel por un delito de violencia psíquica y física habitual; y para la abuelastra y el padrastro, 3 años de prisión a cada uno por sendos delitos de malos tratos. En cuanto a la responsabilidad civil, solicita 100.000 euros para la madre de Naiara y 70.000 euros para el padre. 

Mientras, la representación de Mariela Benítez, madre de Naiara, reclama también la prisión permanente revisable para el asesino confeso y 150.000 euros de responsabilidad civil. Por su parte, el padre de Naiara, Manuel Briones, pide 25 años de prisión para Iván Pardo por un delito de asesinato agravado y añade una pena de 4 años y medio de prisión por un delito contra la integridad física y moral; así como 18 años de cárcel para la abuelastra y para el padrastro por un delito de asesinato por comisión por omisión (15) y otro contra la integridad física y moral (3). A ello añade una responsabilidad civil de 300.000 euros

Por su parte, la defensa de Iván Pardo solicita una condena menor por un concurso ideal entre un delito de lesiones dolosas y otro de homicidio culpable. Y la representación de Nieves Pena y Carlos Pardo pide la libre absolución de ambos. 

En su último auto, el Juzgado de Jaca ordena la apertura de juicio oral al desprenderse "indicios de criminalidad suficientes" de las investigaciones practicadas. Y en este sentido destaca el reconocimiento de los hechos que hizo Iván Pardo en sede judicial, a lo que suma la exploración de las sobrinas menores de edad que pudieron presenciar los hechos y las entradas y registros practicados. También señala que las declaraciones testificales ponen de manifiesto "aunque todo sea de forma indiciaria" que en los días previos a su  fallecimiento, Naiara sufrió malos tratos físicos y psíquicos por parte de Nieves Pena e Iván Pardo "con el presunto conocimiento y asentimiento de Carlos Pardo". En concreto, señala que la obligaron a arrodillarse sobre grava, ortigas, granos de arroz o sal gruesa, la golpearon, la privaron de sueño y la humillaron haciéndole fotos con una diadema con orejas de burro.

La juez también ratifica la prisión provisional del principal acusado, aunque contra esta decisión aún cabe un recurso de reforma en tres días o subsidiario de apelación. Sobre el contenido del resto del auto, sin embargo, ya no es posible presentar ningún tipo de alegación.  

Etiquetas
Comentarios