Despliega el menú
Huesca

huesca

Obras de emergencia para estabilizar dos taludes en carreteras de la Ribagorza

Las actuaciones en las carreteras A-139 y A-1605, valoradas en 1,9 millones de euros, servirán también para mejorar el firme de la calzada. La DGA recomienda aumentar la precaución al circular por ambos tramos.

Trabajos de mejora del firme en la A-138, a la altura de Santaliestra.
Trabajos de mejora del firme en la A-139, a la altura de Santaliestra.
DGA

El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda ha impulsado las obras de emergencia para actuar en la estabilización de dos taludes y mejora del firme en las carreteras A-139 y A-1605, en la comarca de la Ribagorza. En total se invertirán 1,9 millones de euros para realizar las actuaciones. El plazo previsto para las obras es de dos meses.

El deslizamiento de un talud en la carretera A-139, entre el túnel de Santaliestra hasta Campo, provocó el hundimiento de la calzada y un corte parcial en la carretera. José Luis Soro ha señalado que “la aparición de lluvias y el descenso de las temperaturas pueden provocar un deslizamiento mayor e irreversible”. 

Dentro de las labores de conservación, se han realizando bacheos y reparaciones del firme pero, dado el estado del mismo, no sirven para garantizar la seguridad vial a medio plazo. Soro ha recordado que “se trata de una carretera de acceso a las pistas de esquí de Cerler que, en unas semanas, verá aumentado el tráfico rodado de manera significativa". La intensidad media diaria de tráfico es de 2.040 vehículos, un 10,3% de ellos pesados.

Por otro lado, la carretera A-1605, entre los kilómetros 27,5 y 30, presenta un estado del firme muy deteriorado y cuenta, en el kilómetro 27,8, con un talud inestable que se prevé pueda deslizarse sobre la calzada con la llegada del invierno y el aumento de las lluvias. El consejero ha recordado al respecto que esta vía sirve como eje alternativo a la carretera N-260  “y tenemos que tener en cuenta que, con el inicio en enero de las obras anunciadas por el Ministerio de Fomento, esta vía deberá soportar mayor tráfico de vehículos”. Se trata de la carretera que une Graus con el Valle de Arán. Soporta una intensidad media diaria de tráfico de 602 vehículos de los cuales un 7,8% es de pesados.

En ambas intervenciones se actuará con un fresado y reposición de firmes, refuerzo de firme, estabilización de los taludes correspondientes y reposición de la señalización y barreras de seguridad. Y se recomienda precaución a la hora de circular por los dos tramos.

Etiquetas
Comentarios