Despliega el menú
Huesca

jornada

Cáritas Huesca pone rostro a las personas sin hogar

La organización ha convocado una concentración en la plaza Navarra donde se han leído algunos testimonios de quienes carecen de vivienda y tienen que vivir en la calle.

Concentración convocada esta mañana por Cáritas en la plaza Navarra de Huesca
Concentración convocada este jueves por Cáritas en la plaza Navarra de Huesca
Heraldo.es

"Dejé dos trabajos en Barcelona por venir a Huesca junto a mi familia: una de mis hijas me necesitaba para cuidar de mi nieta. Tras una discusión, me vi en la calle, sin ingresos, sin sitio a donde ir. Pasé de tenerlo todo en Barcelona: amigos, casa, trabajo... a quedarme en la calle con las maletas. El bajón es impresionante, pasé muy malos días. No tenía miedo, pero me sentía inservible, que no me necesitaba nadie, un estorbo. Dejé de tener ese carácter alegre", cuenta Pedro una persona que en estos momentos está viviendo en un piso de Cáritas. Estas palabras ponen voz a la experiencia de desarraigo que viven más de 40.000 personas que siguen estando en situación de sin hogar en todo el territorio español.

Es una situación que, lejos de remitir, se ha agravado en los últimos años. Cáritas Diocesana de Huesca ha celebrado en la mañana de este jueves en la plaza Navarra un acto reivindicativo por el Día de las Personas Sin Hogar, que se conmemora el 27 de octubre . Además de leer el manifiesto, se ha realizado un gesto con fotos de personas mientras se han leído testimonios reales de quienes se encuentran en esta situación.

Este año, la mirada fija de Sara, una mujer sin hogar de 41 años, es la que se asoma, junto al lema Ponle cara, en los carteles diseñados para la jornada.  Las personas que han acudido a la concentración han mostrado fotografías que forman parte de la exposición 'Indigente', que realizó la fotógrafa Idoia Díez Cañizares con la colaboración de Cáritas Huesca y que estuvo expuesta en el Centro Manuel Benito Moliner el pasado mes de julio. 

Al elegir como imagen de la campaña de este año un rostro femenino se quiere destacar que el problema del sinhogarismo afecta doblemente a las mujeres, quienes, junto a una menor visibilidad en la calle, son mucho más vulnerables a sufrir agresiones y situaciones de violencia. Una mujer ha explicado este jueves cómo se vio hace 20 años en la calle y “me di cuenta de lo dura que era, pero más duro se hace cuando la gente no te ve, no te miran, te vuelves invisible. No conocen por lo que tú estás pasando: dormir en un cajero, en un parque… Para el resto somos vagabundos pero no, somos personas normales, y esa palabra nos duele. ¿Transeúntes? Sí, transitamos de un lado a otro porque buscamos algo mejor. ¡Basta ya!".

El año pasado se llevaron a cabo en España 59.671 desahucios, un 62,5% de ellos como consecuencia de los lanzamientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos y otro 31,7% derivados de ejecuciones hipotecarias. 

Cáritas denuncia que esta situación de grave vulnerabilidad a la que está sujeto el derecho a la vivienda en nuestro país se halla rubricada por los datos del VIII Informe Foessa, presentado el junio pasado, donde se apunta que casi 800.000 hogares y 2,1 millones de personas sufren situaciones de gran precariedad en la vivienda.

Etiquetas
Comentarios