Despliega el menú
Huesca

nueva urbanización

Una treintena de particulares propone un plan para construir 240 unifamiliares en Benasque

El Ayuntamiento lo ve con buenos ojos porque es un tipo de vivienda muy demandada y difícil de desarrollar en el actual PGOU.

La urbanización se situaría al norte de Benasque en una superficie de 18 hectáreas.
La urbanización se situaría al norte de Benasque en una superficie de 18 hectáreas.
Heraldo

Una treintena de propietarios particulares se ha unido y ha dado el primer paso para desarrollar una urbanización próxima a Benasque con 240 unifamiliares o adosadas. El equipo de gobierno PAR-PSOE ve con buenos ojos la propuesta ya que es una tipología de vivienda muy demandada en este municipio pero muy escasa también ya que es difícil de desarrollar por las limitaciones del actual Plan General de Ordenación Urbana.

Este plan parcial está impulsado por una comisión gestora formada por los titulares del 92% de los terrenos afectados por el desarrollo urbanístico del Área Fluvial 6. Con una superficie de 18,6 hectáreas, tras la agrupación de 45 terrenos, la mayoría huertos particulares y prados de pasto, está situada al norte de la población de Benasque, en la denominada zona de La Rodiella y junto al polígono industrial. Y se accedería a ella a través de una nueva rotonda en la carretera A-139.

Ahora, chalés en suelo rústico

El alcalde, Ignacio Abadías, valora positivamente el plan ya que en el resto de suelos urbanizables del municipio no se puede construir este tipo de viviendas al estar reservados solo para edificaciones colectivas. "Lo vemos justificado ya que cubriría una demanda que existe. De hecho, se han dado varias licencias en suelo rústico de más de una hectárea para construir estas viviendas porque en los terrenos urbanizables no se permite esta opción, por lo que la gente ha ido comprándose rústico para poder hacerse un chalé".

El PGOU permite en estas parcelas una edificabilidad máxima de 35 viviendas por hectárea, lo que se traduciría en un total de 618 colectivas. Pero en este caso los promotores aceptan rebajar su aprovechamiento a 240 a cambio de poder construir unifamiliares o adosadas, reduciendo así el impacto ambiental y paisajístico, el consumo de recursos y la generación de residuos y vertidos.

El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental ha abierto un plazo de consultas para la evaluación ambiental estratégica simplificada del proyecto. Abadías aclara que es solo el primero de los trámites necesarios dentro de un largo proceso administrativo y por tanto, el inicio del desarrollo podría tardar aún varios años.

Según los promotores, la "conveniencia y oportunidad" vienen justificadas por una operación de urbanización y edificación en un suelo propicio para el desarrollo que se plantea, "de muy baja densidad y muy respetuoso con la imagen preexistente del área".

Además, destacan que se proyecta un número de viviendas "muy inferior" y un crecimiento aislado de las mismas para generar una imagen de bordas reconvertidas "que serán partícipes del terreno que las rodea, al mismo tiempo que sus propietarios deberán cuidar de su entorno más inmediato". También subrayan que la cesión de una gran cantidad de suelo de sistemas generales y destinados a equipamientos y a espacios libres públicos "podrán dar servicio a todos los usuarios del valle".

Aluden a que según el PGOU de Benasque, el crecimiento del municipio viene ligado al desarrollo de la oferta turística basada en un turismo de alta montaña de verano e invierno por una parte, y a un turismo fijo de segunda residencia procedente de las ciudades más próximas.

Y aunque a priori esta propuesta pudiera parecer que quiera generar un crecimiento urbano turístico-residencial "poco coherente", hacen hincapié en que este plan parcial "pretende ir más allá y generar un núcleo urbano completo e independiente, con sus servicios y funciones permanentes donde puedan convivir los usos residenciales con otros más urbanos (vivienda permanente, comercio, servicio, talleres...), como sucede en otras ciudades europeas con este tipo de crecimiento".

Conservación del entorno

Un tercio del área urbanizable se quedaría como zona de conservación natural manteniendo el estado paisajístico actual, con el mínimo de viales posibles y respetando los caminos, senderos, barrancos, zonas de arbolados y muretes de mampostería.

Para garantizar la integración de las edificaciones en el entorno, que tendrían una distribución aislada con diferentes alturas y volúmenes, se usaría la mampostería de piedra en las fachadas y la pizarra para cubrir los tejados. Además, se potenciaría el carácter peatonal del área.

Dentro del documento ambiental simplificado se ha realizado un estudio de inundación de los terrenos. Estos se encuadran en la margen izquierda del río Ésera, aguas arriba de Benasque. Y tras analizar las posibles avenidas, según los estudios de la Confederación, concluyen que no llegarían a rebasar nunca la A-139. De ahí que solo se limite la construcción a la zona que queda a la derecha de la carretera.

Etiquetas
Comentarios