Despliega el menú
Huesca

todo el fin de semana

Biescas disfruta de la Feria de Otoño con el queso y la ganadería como protagonistas

Hay paseos con ponis, suelta de becerros, degustaciones de setas y de ternera asada, subastas de ganado y actuaciones de Los Titiriteros de Binéfar y de la Ronda de Boltaña.

Las autoridades, en la carpa donde se degustan los quesos a concurso.
Las autoridades, en la carpa donde se degustan los quesos a concurso.
Gobierno de Aragón

El vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, y el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, han inaugurado hoy la 27ª edición de la Feria de Otoño de Biescas, dedicada a la ganadería y la producción artesana y en la que tiene un protagonismo especial el queso, con una carpa propia en la que se celebra el XVI Concurso de Quesos de Otoño.

A lo largo de todo el fin de semana hay paseos con ponis, suelta de becerros, degustaciones de setas y de ternera asada, subastas de ganado y actuaciones de Los Titiriteros de Binéfar y de la Ronda de Boltaña.

La jornada de este sábado ha comenzado con una visita institucional al Ayuntamiento de Biescas para, seguidamente, presenciar el ‘revoloteo’ de las banderas de Sobrepuerto, Gavín, Yebra de Basa y la localidad anfitriona en la plaza del Ayuntamiento. Este acto es una de las novedades con las que cuenta la cita este año.

Durante su intervención, Aliaga ha destacado que la feria "es la pregonera del otoño en el Pirineo" y que se ha convertido "en un referente en el calendario ferial de Aragón y de España". También ha valorado la importancia de la ganadería y de la artesanía en este evento, "que se han visto reforzadas por el Concurso de Quesos", que este año cumple su 16° edición. Aliaga ha analizado la evolución de la feria desde que la visitara por primera vez hace más de 20 años "hasta convertirse en un referente y un ejemplo a seguir".

En el tráiler de promoción agroalimentaria impulsado por el Departamento de Agricultura, ‘C’alial On Road 2019’, Olona ha explicado que se trata de una acción itinerante de difusión y puesta en valor la marca de calidad. Los visitantes de la feria que se acerquen podrán disfrutar de degustaciones gratuitas, talleres informativos, regalos y sorteos.

Volteo de las banderas, una de las novedades de este año.
Volteo de las banderas, una de las novedades de este año.
Gobierno de Aragón

La Feria de Otoño de Biescas vuelve a ser un año más uno de los escaparates más consolidados del sector ganadero y de la agroalimentación. La ganadería extensiva y las razas autóctonas siguen siendo el eje del certamen donde también se reúne a 108 expositores, los principales productores locales, así como del resto de la Comunidad, sur de Francia y de otros puntos de la geografía española. 

El recinto ferial está dividido en dos zonas, una dedicada a la exposición de ganado, junto a La Conchada, y otra a artesanía y alimentación, en la zona deportiva. Hay dos carpas destinadas a los productores de queso, bodegas y patés. Ahí se celebra el concurso de quesos, a día de hoy el más importante de Aragón y donde compiten más de veinte elaboraciones diferentes.

Este es uno de los platos fuertes del certamen, que da a conocer a su ganador en la jornada del domingo mediante votación del público entre los finalistas. A esto se suman los artesanos del sector textil, cerámica, piedra, cestería, etc., que se ubican en el polideportivo. Como novedad, este año los productores locales de Adecuara, de los viveros agroalimentarios de Biescas y Jaca, tienen un espacio propio.

En la Feria de Otoño de Biescas nunca falta el aspecto gastronómico. El sábado por la tarde ha habido una degustación de setas, a cargo de Catering y Eventos del Pirineo, que también organiza una fondue el domingo. Mañana se suma una degustación de carne de potro Hispano-Bretón, de la mano de supermercados Alto Aragón y David Belío. Los que quieran probar esta carne deben pagar un precio simbólico, y todo lo recaudado se dona a Cáritas.

Uno de los principios de la feria es la ganadería, pero también la artesanía y las tradiciones, ha recordado la alcaldesa, Nuria Pargada. Y precisamente una de esas tradiciones son los telares de Biescas. Por ello, se rendirá homenaje a Máximo Palacio ‘Maxi’, un vecino de Biescas que falleció la pasada primavera y que tenía un telar, además de colaborar activamente desde siempre en la Feria de Otoño y en otros eventos. Hay una exposición en el centro cultural Pablo Neruda con el telar de Maxi y los trabajos que ha realizado a lo largo de su vida.

Etiquetas
Comentarios