Despliega el menú
Huesca

comarca del sobrarbe

Una misa en el rito hispano-visigodo para celebrar 1.000 años de la ermita de Tella

Los actos conmemorativos del milenario arrancaron en 2018 y concluyen este fin de semana.

Esta ermita es la más antigua de las siete que hay en Tella.
Esta ermita es la más antigua de las siete que hay en Tella.
Heraldo

Tella es conocida por el dólmen, la cueva del oso y sobre todo por la ruta de las ermitas, un recorrido de poco más de una hora que permite adentrarse en la belleza del románico, recalando en tres joyas arquitectónicas, mientras se disfruta de magníficos paisajes del Pirineo a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Una de esas ermitas, la más antigua, la consagrada a los santos Juan y Pablo, cumple 1.000 años. Y para conmemorarlo, este sábado, día 19 de octubre, tendrá lugar una gran celebración con la que se culminan los actos.

El programa de la jornada comenzará a las 10.30 en la plaza de Tella. Se acudirá en procesión hasta el templo y allí el obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez Pueyo, presidirá  una eucaristía oficiada en rito hispano-visigodo, que fue con el que se consagró. Según explican desde el Museo Diocesano, este rito dejó de celebrarse a finales del siglo XI, cuando el Papa Gregorio VII instauró el rito gregoriano (1071). Sin salirse de este viaje al pasado, Ricardo Vicente, calígrafo de Binéfar, redactará un acta de ese día como recuerdo de los 1.000 años en pergamino.

Tras la misa se regresará al pueblo para, en el pórtico de la iglesia de san Martín, disfrutar del saludo institucional. Allí, el obispo hará entrega a Tella de una urna con una mitra, un solideo y una placa conmemorativa y se procederá al reparto de la caridad. Pero no todo son celebraciones litúrgicas. Una comida popular y un baile pondrán el broche de oro a este año de celebración.

Los actos conmemorativos arrancaron hace un año, organizados por el Ayuntamiento, la Comarca de Sobrarbe, la Asociación Losa La Campa de Tella, el Museo Diocesano y el Obispado de Barbastro-Monzón, con colaboración con la Diputación Provincial de Huesca.

 

Etiquetas
Comentarios