Despliega el menú
Huesca

juicio del 'procés'

Javier Zaragoza dice en Huesca que lo que vive Cataluña no es "normalidad democrática"

El fiscal del caso del 'procés' afirma que la sentencia debe ser "respetada y acatada" sobre todo "desde las instituciones".

Ni lo que pasó hace dos años, con el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre, ni lo que está sucediendo ahora en Cataluña forman parte "de la cultura y de la normalidad democrática". Lo ha dicho este jueves el fiscal aragonés Javier Zaragoza, uno de los cuatro que intervinieron en el juicio del ‘procés’, durante una conferencia en Huesca para hablar de la vista contra los líderes independentistas.

Zaragoza ha recordado que España es un Estado de derecho, "entre las 20 democracias más avanzadas del mundo", aunque haya habido relatos "falsos y malintencionados" para tratar de dañar su imagen, donde las resoluciones judiciales "no solo hay que cumplirlas y ejecutarlas sino también hay que respetarlas y acatarlas", y particularmente "desde las instituciones".

Era la primera vez que un miembro de la Fiscalía hablaba tras la publicación el lunes del fallo del Tribunal Supremo, y Javier Zaragoza ha querido ser muy discreto evitando hacer valoraciones sobre el mismo. Ni en el encuentro previo con los medios de comunicación, donde se ha limitado a hacer una declaración sin responder a preguntas, ni en la conferencia posterior, titulada ‘El procés a juicio. Un juicio a debate’, organizada por el club de opinión Lucas Mallada, se ha pronunció al respecto. Sí ha comentado que es legítimo opinar, a favor y en contra, pero él es partidario de dejar pasar tiempo y poner "distancia, sosiego, tranquilidad y objetividad".

La diversidad de opiniones sobre los pronunciamiento judiciales forma parte de la cultura y de la normalidad democrática, ha dicho. "Lo que no forma parte de la cultura y de la normalidad democrática es lo que sucedió entonces, y que ha sido objeto de este juicio y lo que está sucediendo ahora", en referencia a los "graves acontecimientos" de los últimos días en Cataluña.

El tribunal no consideró los hechos como delito de rebelión, tal y como pedía el Ministerio Fiscal, pero según Zaragoza la acusación pública ha jugado un papel "importantísimo" y está "enormemente satisfecha con el trabajo que se ha desarrollado".

En la charla ha detallado los fundamentos del proceso penal y del juicio, celebrado "con todas las garantías y absoluta independencia", y ha ofrecido algunos datos curiosos, como los cuatro meses de duración, las 422 declaraciones o las 16 pruebas periciales. "No se perseguían opiniones ni ideas sino acciones concretas que habían violado las leyes penales". La defensa de ideas independentistas, ha dicho ante un salón de actos abarrotado, es admisible, pero los políticos no pueden tener patente de corso para legitimar la violación de las leyes.

"En España no hay presos políticos, no hay nadie preso por sus ideas", ha afirmado con contundencia. Cuando se decía que votar no podía ser delito, ha aclarado Javier Zaragoza, se olvidaba que debía hacerse dentro de los procedimientos establecidos en la Constitución, y el referéndum del 1 de octubre había sido prohibido, por lo que no acatar esta orden era un delito de desobediencia y la votación, ilegal.

El fiscal de Sala del Supremo supone que el caso llegará en amparo al Tribunal Constitucional, justificando supuestas violaciones de derechos fundamentales, y al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Máxima expectación por la conferencia

El salón de actos del Centro Cultural Ibercaja de Huesca estaba abarrotado para escuchar a Javier Zaragoza e incluso había lista de espera para entrar a la sala (se requería inscripción previa). En el primer banco se sentaron las autoridades políticas, como el alcalde, Luis Felipe, o el presidente de la Diputación, Miguel Gracia, y también judiciales. Estuvieron el presidente de la Audiencia de Huesca, Santiago Serena, y el fiscal jefe, Juan Baratech. También el decano del Colegio de Abogados, Ángel García Bernués, el comisario de la Policía Nacional, Fernando Pascual, o el presidente de la Cámara de Comercio. El público, en el turno de preguntas, insistió en arrancarle una valoración de la sentencia, pero sin éxito.

El club de opinión Lucas Mallada lo invitó hace meses. Al coincidir con la fecha del fallo pensó si acudir o no. Pero finalmente decidió viajar a Huesca, aún "con limitaciones", y más en precampaña electoral, a la hora de realizar valoraciones sobre la sentencia.

Etiquetas
Comentarios