Despliega el menú
Huesca

una nueva imprudencia

No hace caso al guía, cruza solo el glaciar del Aneto y lo tienen que rescatar

La Guardia Civil tuvo que auxiliar a un hombre, de 68 años, que se negó a regresar sin hacer cima y sufrió un accidente.  

La Guardia Civil auxilió a un hombre que inició la travesía con un guía ,que le aconsejó regresar sin hacer cima por las malas condiciones del glaciar, y decidió continuar solo.

Una nueva imprudencia en el glaciar del Aneto casi le cuesta la vida a un hombre de 68 años que hizo caso omiso a las indicaciones de su guía y se negó a darse la vuelta sin hacer cima en el Aneto. El Greim de Benasque tuvo que salir en busca del montañero, natural de Colombia y con domicilio en Uruguay, que sufrió un accidente. A raíz de este suceso, la Guardia Civil ha recordado que el glaciar se encuentra en condiciones muy peligrosas. Desde mediados de agosto han realizado 17 rescates en este lugar, al que se añade el de este jueves. Este caso se suma al de los cinco franceses que el pasado fin de semana atravesaron el glaciar con equipación, ayudándose de piedras para ir progresando. 

Según ha informado este jueves la Guardia Civil, el aviso al Greim de Benasque le llegó de una empresa de guías de alta montaña. Uno de los guías estaba haciendo el ascenso al Aneto con un cliente. Habían iniciado la actividad al amanecer, pero el hombre progresaba muy lentamente. En las inmediaciones del ibón de Salterillo, cuando estaban a punto de iniciar la travesía por el glaciar, que estos días se encuentra en condiciones muy peligrosas, el guía informó a su cliente que debían regresar sin hacer cima, pues el retorno se tendría que hacer de noche y la masa de hielo estaba muy dura y peligrosa. Tampoco llevaban material para pernoctar. 

Pero el cliente se negó a iniciar el descenso y comunicó a su guía que seguía la actividad solo, pese a la insistencia del profesional, y no quiso regresar. Al final este descendió y dio aviso al Greim de la situación temiendo que el cliente tuviera un accidente. 

En la mañana de este jueves, los socorristas de la Guardia Civil hicieron gestiones con el hotel donde se hospedaba el montañero y fueron a varios puntos habituales de paso en el ascenso al Aneto. También contactaron con los refugios por si hubiera pernoctado en ellos. Pero no lo encontraron. 

También se dio aviso al helicóptero para sobrevolar la zona desde donde el montañero se separó del guía. Los pilotos divisaron a un hombre que descendía lentamente y con dificultad por un terreno muy escarpado. Aterrizaron, no sin riesgo, para que descendieran los guardias y tras hablar con él decidieron evacuarlo para evitar que pasara una segunda noche a la intemperie, con temperaturas que ya son muy bajas. 

Lo trasladaron hasta la helisuperficie de Benasque, donde fue atendido por el médico del 061, ya que había sufrido un accidente cuando descendía en solitario y se había causado abrasiones y laceraciones en ambas manos.

Desde la Guardia Civil de Huesca se ha recordado que el glaciar del Aneto se encuentra en condiciones de hielo fosil, lo que hace que la progresión por el mismo sea peligrosa si no se va perfectamente equipado con botas, crampones y piolet, además de casco y ropa adecuada para evitar abrasiones en la piel en caso de resbalar por el hielo.

"Es importante saber los riesgos que se asumen al intentar realizar dicha actividad sin tener la preparación o el material adecuado", señala la Guardia Civil, que aconseja acudir a un guía profesional "que en todo caso aconsejara y asegurará la actividad". Si las condiciones obligan a abandonar la misma, añade, "se debe hacer caso a las indicaciones del guía, ya que es personal perfectamente formado y con experiencia, evitando de ese modo posibles accidentes que pueden tener fatales consecuencias".

Etiquetas
Comentarios