Despliega el menú
Huesca

Ayuntamiento de Huesca

El PSOE se pliega a la rebaja del IBI para intentar sacar adelante las ordenanzas

El equipo socialista, que gobierna en minoría, conseguiría aprobar su propuesta si Ciudadanos, Con Huesca-Podemos-Equo y Vox mantienen en el pleno la abstención expresada en la comisión de Hacienda.  

Pleno del Ayuntamiento de Huesca / 28-6-19/ Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
María Rodrigo, el alcalde, Luis Felipe, y José María Romance, durante el primer pleno del mandato
Rafael Gobantes

El equipo de gobierno socialista del Ayuntamiento de Huesca, que está en minoría, ha superado el primer obstáculo para sacar adelante la aprobación de las ordenanzas fiscales de 2020 con la reducción del 4% del IBI. Si en el pleno del próximo 17 de octubre los grupos de Ciudadanos, Con Huesca y Vox mantienen la abstención expresada este jueves en la comisión de Hacienda, el documento saldría adelante  por mayoría simple. En caso contrario, el voto a favor del partido naranja será vital. A una semana de la sesión plenaria, nada está asegurado.   

Para conseguir el visto bueno, el PSOE se ha plegado a las exigencias de tres de los grupos  de la oposición (el PP no ha planteado propuestas a las ordenanzas), que solicitaban una rebaja del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) corrigiendo a la baja el tipo impositivo para neutralizar la subida del 3% en el recibo por la actualización de los valores catastrales. Cs propuso una reducción del 4%, Con Huesca, del 5% y Vox del 7%. Los socialistas han decidido que la bajada será del 4% (coincidiendo con Ciudadanos). 

El concejal de Hacienda, José María Romance, ha señalado  que de las 17 propuestas planteadas en conjunto por estos tres grupos, se han admitido 11, "lo que demuestra la voluntad de diálogo y consenso con el resto de la corporación, como dijimos al presentar el borrador de ordenanzas". 

En un primer momento, el PSOE apostó por congelar el tipo impositivo del IBI en el 0,81 (el mismo de los últimos cuatro años) y actualizar, por cuarto año consecutivo el valor catastral, incrementándolo en un 3%, como "ha recomendado" el Ministerio. Esta subida, que se aplica fuera de la ordenanzas, supone un incremento de 10 euros de media en los recibos de los contribuyentes oscenses así como 400.000 euros más para las arcas municipales. Esta cantidad es similar a la que el Ayuntamiento de Huesca tiene que pagar en 2020 como subida de sueldo de los empleados públicos.

Romance ha explicado que la rebaja del 4% del IBI acordada conlleva dejar de recibir 600.000 euros, lo que implica un desfase negativo de 200.000 en los ingresos previstos (teniendo en cuenta los 400.000 de más por la actualización del valor catastral). El concejal ha señalado que la decisión de rebajar el IBI, el único as que guardaba en la manga el gobierno municipal, supondrá "un gran esfuerzo". Según ha dicho, en 2020, además de la subida de los sueldos de la plantilla, el Ayuntamiento tiene que afrontar el incremento de medio millón de euros por el contrato del servicio de limpieza viaria. 

Romance ha mostrado su satisfacción por la abstención de Cs, Con Huesca y Vox (el PP ha votado en contra), que ha permitido que el dictamen de las ordenanzas pueda llegar a pleno. "Son grupos de la oposición, pero entendemos que no podían votar en contra cuando se les han aceptado muchas de sus propuestas", ha manifestado. 

En cualquier caso, ninguna de las tres formaciones, con tres, dos y un concejal respectivamente, ha asegurado que esta abstención vaya a mantenerse en el pleno, donde el PSOE cuenta con 10 de los 25 ediles y el PP con nueve. Con el resultado de la comisión de este jueves, las ordenanzas resultarían aprobadas por mayoría simple, pero todo está en el aire.

El portavoz de Cs (tres concejales), José Luis Cadena, ha indicado que los socialistas no han aceptado sus  propuestas para que las bonificaciones de agua y basura lleguen a más familias numerosas y para potenciar el comercio y la hostelería de Huesca. "Son ejes fundamentales del programa de Cs", ha señalado el edil, indicado que su grupo "está valorando el sentido de voto en el pleno".

Tampoco Con Huesca (dos ediles) ha asegurado su abstención porque la cuestión de las viviendas desocupadas "es fundamental", ha dicho Pilar Novales. El grupo solicitó para estas un recargo en el IBI y, por contra, un  bonificación en el mismo impuesto si esos pisos vacíos salían al mercado del alquiler. "Esto no se va aplicar  y nosotros vemos en global las tres propuestas de IBI", ha señalado la portavoz. Según Romance, esta propuesta no se ha podido aceptar porque "la ley todavía no ha definido claramente qué es una vivienda desocupada". 

Por su parte, el único representante de Vox, Antonio Laborda, ha recordado que el sentido del voto no tiene por qué mantenerse y ha señalado que "no se ha aceptado nuestra propuesta de rebaja de este impuesto para las familias numerosas".     

Etiquetas
Comentarios