Despliega el menú
Huesca

reunión con las comarcas del pirineo 

El consejero Olona pide a Cataluña que frene la reintroducción de osos por los problemas que causan en Aragón

El Gobierno de Aragón cree que los ganaderos no deben cargar con los costes de la protección de una especie, ni de la biodiversidad, que es un beneficio para el conjunto de la sociedad.

Reunión celebrada este jueves entre el consejero y los representantes de las comarcas pirenaicas.
Reunión celebrada este jueves entre el consejero y los representantes de las comarcas pirenaicas.
Gobierno de Aragón

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha reiterado la solicitud a Cataluña para que se haga cargo del oso Goait, pues esta Comunidad lo liberó en 2016, y además Joaquín Olona le ha pedido que reconsidere la política de reintroducción, "en la medida que están ocasionando problemas sociales y económicos en Aragón", una Comunidad que no participa en los programas de suelta de ejemplares procedentes de Eslovenia, a cargo de Cataluña y Francia, pero que los sufre. 

Lo dijo el martes en la reunión que mantuvo en el Ministerio para la Transición Ecológica con el Secretario de Estado de Medio Ambiente, el conseller de Territorio y Sostenibilidad de Cataluña y el síndico de Arán; y lo ha reiterado este jueves en un encuentro con los presidentes de las comarcas pirenaicasJacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza- y una representación de los alcaldes de los municipios afectados por la presencia del oso, a los que informó del contenido de la cita en el Ministerio.

La reunión en Madrid concluyó con el acuerdo entre la administración central y las Comunidades Autónomas de revisar los protocolos de intervención con los osos problemáticos para agilizar los trámites en caso de la retirada. Eso exige convocar con carácter inmediato el grupo de trabajo técnico, integrado por expertos del Ministerio, así como de Aragón, Navarra, Cataluña y Arán, para dar un aval científico a cualquier medida, pero "hay que tomar decisión políticas", según Olona. Y es que también se puso de manifiesto la necesidad de mejorar la articulación del ámbito técnico y político con el propósito de lograr una gestión más eficaz del conflicto.

La mediación ministerial fue solicitada en julio pasado por Olona a raíz sobre todo de los ataques del oso Goiat al ganado y colmenas en el valle de Chistau. El consejero aragonés ya había pedido también a la Generalitat que se hiciera cargo de este ejemplar “reiteradamente depredador" y mostrado su oposición a la reintroducción de osos foráneos.

En Aragón, ha dicho Olona al término del encuentro con los representantes del Pirineo, “no se dan las condiciones necesarias para apoyar, ni mucho menos adoptar, las políticas de reintroducción que están llevando a cabo nuestros vecinos catalanes y franceses”.  Ha hablado de "los problemas y sobrecostes" que implican para los ganaderos, pero al mismo tiempo ha recordado "las obligaciones de protección, sobre cuyo compromiso, en coherencia con su estatus de especie protegida y en peligro de extinción, no debe haber ninguna duda”. 

También ha afirmado que “no puede ser que sean los ganaderos quienes soporten, a sus expensas, los costes de la protección del oso, ni de la protección de la biodiversidad en general, en beneficio del conjunto de la sociedad”. En este sentido ha recordado la línea de ayudas a las que pueden acogerse todos los ganaderos de ovino de las zonas con presencia constatada, hayan o no sufrido un ataque; además de las subvenciones por animal muerto y otro tipo de daños como los producidos en colmenas.

Respecto a la petición de información que hacen los ganaderos sobre la localización del oso para estar prevenidos, Olona ha recordado que el Gobierno de Aragón, dado que no participa en ningún programa, “no dispone de información" y que "las filtraciones que se producen en determinados momentos, son interesadas y tan solo contribuyen a generar confusión y malestar entre los ganaderos y la población local”.

Entre los presidentes comarcales estaba el de Sobrarbe, José Manuel Bielsa, quien ha hablado del problema que suponen los grandes carnívoros con el actual modelo de ganadería extensiva, que "no se está preparado para la convivencia”. “Es un punto a favor que el Gobierno de Aragón no apoye la política de reintroducción y seguiremos exigiendo al resto de Comunidades, como Cataluña, e incluso Francia, que asuman sus responsabilidades por la problemática que han creado en nuestro territorio”, ha dicho. 

Aparte del presidente del Sobrarbe, han asistido los de Ribagorza (Marcel Iglesias), Alto Gállego (Lourdes Arruebo) y Jacetania (Montse Castán), así como alcaldes de la primera comarca, entre ellos los de Plan (José Serveto), Bielsa (Miguel Noguero) y Broto (Carmen Muro). "El consejero nos ha reiterado que Aragón no apoya ni ha apoyado nunca la reintroducción de osos, soltados por Francia y Cataluña, pero debe gestionar los problemas que causan", ha declarado Iglesias. 

Según el presidente de la Ribagorza, los ganaderos no ven compatible su actividad con la especie. "Yo no estoy ni en contra ni a favor del oso, pero no se ha demostrado ningún beneficio, ya no económico sino ambiental, y sí muchos perjuicios. Habría que repensar las políticas del oso porque no está claro adónde nos llevan", ha dicho.   

 

Etiquetas
Comentarios